Miércoles 22 de Mayo de 2024

Hoy es Miércoles 22 de Mayo de 2024 y son las 17:28 -

22.7°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

NACIONALES

4 de abril de 2024

Coparticipación: Milei negocia con los gobernadores, pero les sigue ajustando los fondos

Guillermo Francos y Nicolás Posse recibieron a los mandatarios provinciales de Juntos por el Cambio, mientras las transferencias automáticas y no automáticas tuvieron caídas récord en marzo pasado.

Por Javier Slucki

Funcionarios del gobierno de Javier Milei recibieron esta tarde en Casa Rosada a los gobernadores de Juntos por el Cambio con la intención de convencerlos de apoyar la aprobación de la Ley Bases y el paquete fiscal en el Congreso. Sin embargo, mientras tanto sigue ajustando a las provincias mediante la caída real de las transferencias automáticas de la coparticipación federal, que llegaron en marzo a su nivel más bajo en ocho años.

El jefe de Gabinete, Nicolás Posse y el ministro del Interior, Guillermo Francos, buscaron esta tarde destrabar el apoyo de los gobernadores "dialoguistas" de JxC a esos dos proyectos claves para Javier Milei, a lo que se suma la necesidad de que la Cámara de Diputados no rechace el DNU y evitar así su caída. La recepción, en principio, fue positiva.

La discusión con los mandatarios provinciales giró en torno al restablecimiento de impuesto a las Ganancias para los salarios, la reactivación de la obra pública, las cajas jubilatorias, las deudas tanto nacional como provinciales y el posible restablecimiento de fondos compensadores o coparticipables. Básicamente, se trata de la negociación de un nuevo pacto fiscal de hecho.

Pero, bajo la modalidad de "policía bueno-policía malo", la Casa Rosada siguió profundizando el ajuste a los gobernadores durante marzo. De hecho, en el mes que acaba de terminar, las transferencias automáticas a las provincias cayeron un 27,9% interanual en términos reales, la mayor baja desde 2016, precisó un informe de la consultora Politikon Chaco.

Concretamente, las transferencias automáticas enviadas a las provincias y CABA en marzo pasado ascendieron a $2,2 billones, un 184% más que en marzo de 2023, cuando habían sido de $781.000 millones. A precios actuales, la pérdida total para los 24 distritos fue de $860.000 millones.

Como ocurrió en los meses previos, la principal caída se produjo en el ítem de la Coparticipación Federal de Impuestos, debido a la eliminación de la cuarta categoría del impuesto a las Ganancias, que ocurrió recién en septiembre pasado. En el caso de este tributo, la baja fue de un 40,5% interanual en términos reales, detalló la consultora.

Es decir, mientras el propio Gobierno propone restablecer Ganancias, bajo el nombre de impuesto a los Ingresos Personales, también demora su tratamiento como modo de presionar a los gobernadores para la aprobación del resto de la Ley Bases y el paquete fiscal

En la merma de la Coparticipación Federal también tuvo un impacto importante la baja en la recaudación del IVA, el otro impuesto coparticipable de mayor volumen. Según los datos oficiales revelados ayer por la AFIP, el tributo al consumo recaudó en marzo un 232% más que en el mismo mes de 2023. Pero frente a una inflación de aproximadamente 276% en el período (anticipando que en marzo la suba de precios sería similar a la de febrero), la caída real es de más de 40 puntos

En otras palabras, Milei hace un uso político de la recesión, aprovechando para castigar a los mandatarios provinciales a través de la depresión del consumo y su impacto recaudatorio.

Bajas reales análogas se produjeron en la recaudación de otros tributos coparticipables, como el impuesto a los Bienes Personales (-83%), el impuesto a los combustibles (-26%), el Régimen de Energía Eléctrica (-65%) y el monotributo (-42%).

La caída en las transferencias no automáticas

Pero la enorme caída en los ingresos provinciales también se produjo, el mes pasado, en las transferencias no automáticas. Según Politikon Chaco, en esta categoría la baja fue de un 79% interanual en las transferencias devengadas, y de un 82% en las efectivamente pagadas.

Mientras que las promesas de pago fueron menores que en los dos primeros meses de 2024, los pagos efectivos fueron mayores, ya que la caída interanual de estos últimos había sido del 97% en enero y del 88% en febrero. Es decir, el Gobierno viene acelerando los pagos (muy levemente), pero viene atrasando los nuevos gastos prometidos.

Concretamente, en marzo la transferencias no automáticas devengadas fueron de $119.978 millones, mientras que las pagadas fueron de $56.805 millones. En total, unos $176.000 millones. En 2023, a precios actuales de 2024, habían sido de casi $1,6 billones en total.

Al igual que ocurrió con las transferencias automáticas, la realidad es que prácticamente no hubo distinciones políticas para con los gobernadores a los que se les ajustó el envío de fondos. De las 24 jurisdicciones, 20 tuvieron una caída interanual de más del 90% en los gastos devengados, con las excepciones de Santa Cruz, CABA, Buenos Aires y Neuquén.

En otras palabras, el ajuste mayor incluyó también a nueve de los 10 gobernadores de Juntos por el Cambio que esta tarde se mostraron predispuestos a votar a favor de la Ley Bases y el propio paquete fiscal.

Fuente: www.eldestapeweb.com



COMPARTIR:

Comentarios