Miércoles 17 de Abril de 2024

Hoy es Miércoles 17 de Abril de 2024 y son las 13:34 -

24°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

NACIONALES

4 de enero de 2024

Farmacias en jaque: desde el sector insisten en el peligro de desregular la venta de medicamentos a partir del DNU

Desde el Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos expresaron su preocupación ante un posible aumento significativo en personas que desarrollen adicción por automedicación.

El reciente Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) anunciado por el presidente Javier Milei generó un revuelo significativo y pese a que se aguarda su tratamiento en el Congreso, se encuentra actualmente en vigencia. La normativa, que entró en vigor el pasado 29 de diciembre, plantea modificaciones sustanciales en el ámbito de la venta y adquisición de medicamentos en las farmacias del país.

En diálogo con El Litoral, Marcelo Peretta, doctor en Farmacia y Bioquímica y secretario general del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos, expresó su descontento ante esta medida.  “Es disparatado el pretender vender medicamentos sin la presencia del farmacéutico”, afirmó Peretta. 

Es necesario mencionar que una de las disposiciones más controversiales, incluida en el artículo 313 del DNU, reemplaza segmentos del artículo 1° de la Ley 17.565, reguladora de las farmacias, alterando aspectos fundamentales del funcionamiento de estos establecimientos.  Entre las modificaciones introducidas por el DNU se destacan: Venta de medicamentos fuera de las farmacias: Se permite la comercialización de medicamentos de venta libre y especialidades farmacéuticas fuera de estos establecimientos. Funcionamiento de farmacias sin profesionales farmacéuticos, la normativa plantea la posibilidad de operar sin la presencia de estos profesionales para dispensar medicamentos, permitiendo que auxiliares de despacho lleven a cabo las ventas.

Peretta enfatizó la importancia del papel del farmacéutico como agente de salud, custodio de la calidad de los medicamentos y promotor del uso racional de estos productos,  y remarcó que  desde 2009 se encuentra vigente a nivel nacional la ley sancionada por el Congreso de la Nación que respalda el rol del farmacéutico. 

El secretario general señaló que esta medida pone en riesgo la seguridad y calidad de los medicamentos al reducir los controles sanitarios, además de afectar significativamente la labor de los farmacéuticos, quienes durante la pandemia de COVID-19 desempeñaron un rol esencial en el asesoramiento y cuidado de la salud de la población.

Peretta criticó la intención de desregular el sector farmacéutico sin abordar los problemas estructurales de la industria, señalando que la medida no fomenta la competencia ni la creación de nuevas fuentes de trabajo genuinas. “Se pretende arbitrariamente eliminar el trabajo del farmacéutico, que era un profesional formado”, aseveró. Así mismo, agregó: “Con el DNU por lo que va a haber son miles de fuentes de trabajo afectadas por lo que de ninguna manera vamos a permitir que esto ocurra”. 

“Lo que queremos hacerle ver al Gobierno es que desregular, no desregula nada, porque desregular los puntos de venta de medicamentos, que aparezcan medicamentos en kioscos, en paradas de transporte, en manteros, en internet no baja el precio porque la farmacia no fija el precio sino los laboratorios, entonces si la excusa es el costo deberían aumentar la competencia al nivel de los productores, sin embargo en el decreto se encargaron de asegurarles a ellos el mercado. No promueven la creación de nuevas plantas farmacéuticas, de nuevos productores farmacéuticos, no promueven el ingreso de laboratorios de otros países que vienen a invertir y crear fuentes de trabajo genuinas, de eso no dicen nada, mantienen los 300 laboratorios que existen desde los años 90. Eso es lo que hay que cambiar”, subrayó el sindicalista. 

“Es tan monopólico el decreto que les limpia el mercado a los productores de medicamentos porque elimina los laboratorios públicos de medicamentos con lo cual no quieren competencia. Este decreto no es liberal, es monopólico y perjudica a la población porque inclusive los medicamentos de venta libre dicen expresamente "consulte a su médico o farmacéutico", quiere decir que la gente tiene que encontrar al farmacéutico y dónde lo va a encontrar si el remedio está en la calle por fuera de la farmacia, entonces es una medida contradictoria y violatorio de la ley”, evaluó. 

En este contexto, Peretta sostuvo que desde el Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos mantendrán su firme rechazo a estas disposiciones y enfatizó la importancia de garantizar la presencia y asesoramiento permanente de profesionales farmacéuticos en la dispensación de medicamentos para asegurar la seguridad y el cuidado de la salud de la población.

Para Peretta las consecuencias visibles serán un mayor número de adictos a medicamentos por automedicación, aparición de remedios ilegítimos y por consiguiente, mayor gasto en el sistema de salud pública. “Está claro que este decreto fue escrito por y para los laboratorios. Pretenden eliminar la figura del farmacéutico porque es una barrera comercial que claro, exige la receta, informa adecuadamente, te reemplaza un genérico por otro, cumple un rol importante y ellos sólo quieren vender más”, reprochó. 

Finalizando, el referente del sector alegó que si bien cree que es necesario un cambio político en el país, no se trata de tomar decisiones inconsultas. “El presidente debe entender que se debe dejar ayudar porque es un hombre inteligente pero no entiende de esto y no puede venir a arrasar con una actividad que es esencial para el público”, advirtió. 

Cabe recordar que de acuerdo a lo establecido por la Ley 26.122 de 2006, que regula el trámite y los alcances de la intervención del Congreso respecto de decretos que dicta el Poder Ejecutivo, el jefe de Gabinete de Ministros, Nicolás Posse, tiene 10 días hábiles desde la publicación del decreto en el Boletín Oficial para su comunicación al Congreso. Para el caso del DNU 70/2023, este plazo vencería el 8 de enero. 

Fuente: www.ellitoral.com.ar



COMPARTIR:

Comentarios