Domingo 14 de Julio de 2024

Hoy es Domingo 14 de Julio de 2024 y son las 05:36 -

9.9°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

PROVINCIALES

17 de diciembre de 2023

Esperanza en Corrientes: protegen más de 90 nidos de tordo amarillo

Alvear y Santo Tomé. Esperanza en Corrientes: protegen más de 90 nidos de tordo amarillo

El proyecto Tordo Amarrillo (Xanthopsar flavus) una iniciativa de la organización Aves Argentinas para proteger a esta especie que habita en los humedales y pastizales de la provincia de Corrientes y que se encuentra con una población reducida y en peligro de extinción.

Por esto se organizaron en campamentos de guardianes, con voluntarios que llegaron de diferentes lugares para cuidar la etapa reproductiva del tordo amarillo. 

El coordinador de campo del proyecto Tordo Amarrillo, Víctor Blanco, anticipó a El Litoral que "gracias a las lluvias, los bañados y pastizales donde se reproduce el tordo amarillo están en excelente estado, con buena cantidad de agua y mucha vegetación que, años anteriores, por la sequía, no se veía".

"Por estos motivos encontramos varias colonias, dos de ellas con más de 40 y 50 nidos, donde pudimos poner protecciones para aumentar las posibilidades de supervivencia de los pichones. También anillamos pichones y adultos para identificación y seguimiento en años siguientes", detalló.

Tareas

Los guardianes coordinan las tareas diarias en la colonia y en el campamento. En una primera instancia, identifican las parejas reproductivas de tordo, luego deben encontrar los nidos, tarea nada fácil ya que lo hacen dentro del bañado y hay que entrar, muchas veces, con agua y barro sobre las rodillas.

"Cuando los encontramos incubando o en puesta de huevos hay que colocar una protección de media sombra que rodea el nido, de más o menos un metro cuadrado. los huevos se miden, pesan y marcan para comenzar el seguimiento. Cuando los pichones salen del cascarón se coloca una nueva protección, esta vez de malla metálica, para evitar predadores de todo tipo, aves rapaces, pequeños y medianos mamíferos, ofidios, etc", explicó el coordinador de campo. 

También pesan, miden y marcan los pichones día por medio, hasta llegado el día 10 de su nacimiento aproximadamente, donde se les coloca una serie de anillos metálicos y de colores, que van a ser su "DNI" de aquí en más. 

Transportar las protecciones y colocarlas es una tarea que lleva tiempo y mucha paciencia, muchas veces bajo el sol y altas temperaturas. Además, se colocan redes para capturar adultos y anillarlos. Este sistema de anillado proporciona información sobre los movimientos de los grupos e individuos, comportamiento parental y de parejas.

"Los guardianes y voluntarios también tienen que mantener una buena relación con los propietarios y trabajadores del campo, ya que al trabajar en propiedades privadas dependemos de su hospitalidad y buena predisposición y, cuando podemos, no dudamos en dar una mano en alguna tarea rural", agregó Blanco.

Proceso

En este momento continúan en el campo, arrancaron a fines de octubre y prevén terminar a fines de diciembre. Tienen dos campamentos instalados en Alvear y Santo Tomé. "Somos dos guardianes de colonia y hasta ahora participaron 11 voluntarios, que llegaron de Paraguay, Chile, Francia, San Juan, Jujuy, Buenos Aires y Corrientes", precisó el coordinador de campo. 

"Estamos juntando datos, así que los resultados se verán en un par de meses, luego del análisis de los mismos", señaló. 

Fuente: www.ellitoral.com.ar

 

 



COMPARTIR:

Comentarios