Domingo 25 de Febrero de 2024

Hoy es Domingo 25 de Febrero de 2024 y son las 09:19 -

28°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

NACIONALES

1 de diciembre de 2023

De Loredo le disputa el manejo del bloque radical a Manes, con apoyo de Cornejo y Valdés

Avanza la unificación de las bancadas radicales. El neurólogo tiene apoyo de Morales. En Córdoba, se reavivan las tensiones de De Loredo con Negri: "se quiere quedar con todo", dicen.

Por Gabriel Silva 

Todo parece indicar que el radicalismo empieza a encontrar la unidad en el Congreso después de dos años de plena tensión y bancadas divididas dentro del interbloque de Juntos por el Cambio. En la semana que concluye, la estadía de gobernadores en Buenos Aires que se sumaron a la rosca por los cargos en el Parlamento, dejaría al cordobés Rodrigo de Loredo al frente del bloque unificado de la UCR en la Cámara baja.

El hombre que, por ahora forma parte de las filas de Evolución, le ganó la pulseada al neurólogo Facundo Manes y le viene sonriendo el poroteo. El acercamiento del diputado por la provincia de Buenos Aires al actual presidente de la UCR Nacional, Gerardo Morales, habría sellado la sentencia de su futuro fuera del comando del bloque.

"Lo de Manes no pasa. No quieren que lo maneje Morales y Rodrigo tiene el respaldo de los gobernadores", dijo una fuente del Congreso a LPO que reconoce el respaldo cordobés de sus coterráneos Luis Picat, Soledad Carrizo y Gabriela Brouwer de Koning.

La inclinación definitiva de la balanza en el comienzo de la semana la produjo el mendocino Alfredo Cornejo, distanciado del jujeño y quien volvió a acercarse al cordobés después de lo que fue la foto del Grupo Malbec en la Vendimia en la primera parte del año. Encuentro del que también participó en aquel momento Patricia Bullrich.

Si se concreta, De Loredo cerrará un buen año después de las derrotas electorales. En días, abrochó la jefatura del bloque radical en la Legislatura cordobesa para Matías Gvozdenovich, uno de los intendentes que llegará a la Unicameral y le responde de manera directa; e incluirá el control del bloque en Diputados.

De todas maneras, las dos definiciones trajeron roces. En el caso del Congreso, porque hay dirigentes del interior del radicalismo que observan cómo De Loredo trata de zafar de la sociedad con Martín Lousteau y Emiliano Yacobitti. "Si pudiera, saldría a decir que está más cómodo con Cornejo que con Lousteau", dijo un diputado de la UCR.

Tensión que se traslada a la interna nacional del radicalismo por dos delegadas cordobesas responden a De Loredo: Elina Etchart y Sofía Aguad, la hija del exministro. Si las fricciones se acentúan, los votos de ambas están en duda. Sobre todo, si De Loredo logra sostenerse en la jefatura del bloque por el respaldo de Cornejo y Valdés.

Mientras tanto, en el microclima cordobés afloraron rispideces entre De Loredo y el espacio que responde a Mario Negri, ya retirado del Congreso. En la tarde del miércoles y, más aún después de la reunión de legisladores provinciales electos del martes, hubo fuertes cruces entre el negrismo y el deloredismo.

De Loredo se quedó con el control del bloque de la UCR, metió a Alejandra Ferrero como jefa del interbloque, negoció con el veterano Miguel Nicolás la silla del jury y tomó el control también de la bancada radical que asume este jueves en el Concejo Deliberante con Elisa Caffaratti. Además de acordar las dos secretarías legislativas y estar en pugna por el manejo del foro de intendentes radicales y la presidencia del partido en 2024.

En todos los casos, en tándem con el riotercerense Marcos Ferrer.

"Están locos, se quieren quedar con todo. Ni (Ramón) Mestre se animó a tanto. Por lo menos, cuando ‘Ramoncito' hacía esto y se quedaba con todo, era porque había ganado la intendencia. Acá ni eso", se quejó una fuente del negrismo a este sitio.

De arranque, el bloque radical en la Unicameral ya se partió porque el alfonsinista Dante Rossi también se enfureció con De Loredo y abrirá una bancada de dos integrantes junto a Sebastián Peralta, un dirigente radical del norte provincial.

Por último, y como para que la tensión se extienda fuera los límites del radicalismo, un intendente deloredista se despachó con una advertencia que altera la sociedad cordobesa con el juecismo en la proyección 2027: "el año que viene, Rodrigo vuelve a recorrer la provincia". 

Fuente: www.lapoliticaonline.com



COMPARTIR:

Comentarios