Domingo 14 de Julio de 2024

Hoy es Domingo 14 de Julio de 2024 y son las 19:54 -

14.9°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

PROVINCIALES

7 de mayo de 2023

“El Frente de Todos quiere instalar en Corrientes un Gobierno nacional que fracasó”

Es abogado, nació en Goya. Fue militante del Partido Liberal hasta 2014, año en el que fundó el Partido Encuentro Liberal (ELI), uno de los socios mayoritarios de ECO+Vamos Corrientes. Actualmente es presidente de la Cámara de Diputados de Corrientes y encabeza la lista de candidatos a diputados de esa alianza para las elecciones del 11 de junio.

En una entrevista con Eduardo Ledesma, el candidato en primer término a diputado provincial por la alianza ECO+Vamos Corrientes, el actual presidente de la Cámara Baja, Pedro Cassani, habló de la realidad política de la provincia. Se refirió a los desafíos que enfrentará ante un nuevo mandato legislativo y apuntó contra el Gobierno nacional y contra Javier Milei, uno precandidato a presidente de la Nación. 

— ¿Quién es Pedro Cassani?

—Es un nombre sencillo, abogado que eligió dedicarse a la vida pública, que dejó todo para poder dedicarse a esto, comenzando por la profesión. Dejé prácticamente mi ciudad. Soy oriundo de Goya. Voy y vengo, las raíces nunca se pierden, pero en verdad en función de esto y sin que nadie me lo haya pedido entendí que mi vocación venía por acá. La política te da y te quita muchas cosas. Hago lo que me gusta porque tiene que ver con la realidad en la que me toca vivir a mí, a mis vecinos y a mis comprovincianos.

—Hace mucho tiempo está en la Legislatura y desde 2009 presidente de la Cámara de Diputados. ¿Qué le genera al hacer este recorrido?

—En primer lugar, mi carácter y mi concepción de la democracia es buscar siempre los consensos (...) Entiendo que el disenso forma parte de la pluralidad de ideas que tiene que haber en cualquier sociedad y en función de esto, siempre trato de aprender del que piensa distinto (...) Me parece que esto es lo que Argentina debe recuperar, este clima de diálogo, de buscar consenso sin que nadie pierda su identidad (...) Y desde ese lugar, trato de transmitir a los dirigentes de mi espacio político el secreto. Incluso cuando me tocó construir en ELI (Encuentro Liberal), que fue fundado el 26 de febrero del 2014. (...) Y la verdad es que estamos muy satisfechos con todo lo que venimos haciendo, más allá de los resultados electorales, que felizmente nos están acompañando.

—ELI es socio mayoritario de ECO, que no es un dato menor

—Efectivamente.

— Y tienen una raíz que es la del Partido Liberal...

—Exactamente, cuando arrancamos, el 90% de los dirigentes habíamos venido del Partido Liberal (PL), hoy ya no. Aquellos que vinimos del PL pasamos a ser un número minoritario en función de todo lo que se fueron incorporando. Tenemos nuevos afiliados, dirigentes y actores de la vida política de Corrientes. Y esto es para nosotros no solamente una gran satisfacción, fundamentalmente, es una gran responsabilidad.

—Qué cree que la sociedad ve en ELI

—Mirá, yo entiendo que un partido político, o para que se considere como tal, tiene que tener una serie de condiciones. En primer lugar, debe referenciar una ideología o una filosofía, debe tener un fuerte arraigo en toda la provincia. Una fuerza política que no tenga sus dirigentes en cada lugar, en cada municipio, no es un partido. Una fuerza política que capacite a sus dirigentes. Una fuerza política que fundamentalmente descubra nuevos liderazgos y que tenga, por supuesto, el acompañamiento de la sociedad en los turnos electorales. Todas estas cosas tienen que ver con la formación de un partido político.

La sociedad y la democracia necesitan tener partidos políticos fuertes que referencien y que incluso se hagan responsables de sus legisladores, intendentes, concejales. 

—Desde 2001 para acá, y desde que ECO ganó la Provincia de Corrientes, es un poco lo que han hecho los partidos políticos, ser vehículos secundarios de una idea mayor que es la alianza (...)

—Nosotros nos resistimos a esto porque en realidad de eso se trata un partido político. Por eso que desde Encuentro Liberal (ELI) nosotros tenemos una vida muy activa, año electoral o no, estamos siempre en función de la sociedad. Tratamos de empatizar con los temas que la sociedad en cada etapa y en cada localidad incluso tiene como prioridad, este es el sentido de la política. En lo personal, la política para mí es la más irresistible de mis pasiones.

—Como abogado y como legislador, ¿cuál es su opinión sobre los nuevos desafíos? Porque la política tiene que aggiornarse y dar respuesta también, en el caso de la Justicia, la seguridad, la educación.

—Nosotros hemos hecho, en la Legislatura de Corrientes, la gran mayoría de los que ahora se convirtieron en nuevos códigos procesales. Todos arrancaron en Diputados. En estos dos años de pandemia pudimos avanzar de manera interesante, hemos modificado el Código Procesal, Penal, Civil y Comercial, Administrativo, Laboral y Procesal Laboral. Y ahora estamos por terminar la última parte de lo que tiene que ver con la Ley Penal Juvenil, y desde ese lugar hemos dado al sistema judicial la modernización de normas que son las mejores del país. 

Pudimos elaborar y construir estos proyectos primero y ahora códigos procesales, con la participación mayoritariamente que se podía haberse dado (...)

—¿Se debe tener en cuenta que cuando se habla de códigos es más que una ley?

—Sin duda. Aparte esto le llega al ciudadano porque en una sociedad tremendamente judicializada, en la que los tribunales están superados de causas.  Por allí digamos uno puede llegar a clasificar cuáles son los más temas urgentes y darle celeridad, de establecer un tiempo determinado para terminar la litigiosidad. Todo esto le da al ciudadano una herramienta sumamente interesante.

—Encabeza la lista de ECO+Vamos Corrientes.  ¿Qué es lo que lo motiva para estar en el mismo lugar?, ¿qué le queda por hacer?, ¿que respondé ante la crítica de la cantidad de años en el cargo?

—Me preocupa la realidad que tenemos tanto a nivel país como provincial y, claramente, el transcurso del tiempo te va dando experiencia, un poco más de sabiduría, pero entiendo cuándo por ahí te dicen que siempre son los mismos los que estamos, los que militamos, los que acompañamos, los que entendemos que esto es una vocación además de dedicarse a la vida pública. Está instalado, por lo menos en la Argentina, el concepto de que solo los jóvenes deberían tener la oportunidad.

Pero la experiencia tiene mucho que ver en esto. No estoy diciendo que los que ya no somos tan jóvenes somos mejores. Digo que complementar la experiencia con la voluntad y la fuerza joven parece una buena sinergia (...) Con el tiempo en política aprendí cómo poder encarar determinadas cuestiones, sobre todo en la vida legislativa donde se necesitan, primero que todo, buenas ideas que le resuelvan el problema a la gente. Y (...) que los proyectos se trabajan desde la experiencia. Uno trata de ir mirando cuáles son aquellas cosas que se pueden llegar a modificar sin que pierda su esencia, su objetivo. 

—Y que sume voluntades, porque acá una golondrina no hace verano.

—Pero cuando uno tiene un proyecto lo tiene que militar dentro de la Cámara. 

—¿Las ganas de ir por más están?

—El día que se me terminen esas ganas es porque habré llegado a mi final. Por supuesto que entiendo que formo parte de una alianza política. Sabemos entender los tiempos y soy una persona que creo mucho en el destino. Trato, por supuesto, de ir acompañando mi intención o mi voluntad porque si es mi destino, se va a cumplir. Pero no es algo que me desespera ni que me obsesiona, a mí me preocupa sí la realidad que tenemos en la Argentina, la realidad que tenemos todavía que resolver en Corrientes.

—Sin duda que Corrientes está viviendo un tiempo de postergación en función de un Gobierno nacional que no encuentra realmente rumbo donde hoy estamos prácticamente sin presidente de la Argentina. Hoy, a los propios integrantes de la fuerza que lo ungieron como candidato a Alberto Fernández y después la sociedad lo ratificó en las elecciones, hace rato que quieren despegarse de él. No quieren saber nada, aparentemente ahora hasta los avergüenza, están lejos. Nadie quiere hacerse cargo de la gestión de Alberto Fernández con lo cual para las provincias de Argentina es un gran problema, incluidos nosotros, Corrientes. Decía el otro día en Goya, que tanto nos castigó el Gobierno nacional en todos estos años por pensar distinto, por no ser de la misma fuerza política que la Nación. Los últimos 20 años, salvo los de Macri, después tuvimos gobiernos nacionales que nos excluyeron, que de verdad nos enseñaron a ir río arriba, a nadar contra la corriente. Lo ejemplificaba en Goya que parecemos surubí que vamos agua arriba. Y así aprendimos por nuestro lomo a arreglarnos con lo nuestro, a progresar con lo nuestro, a desarrollarnos. Me parece que la actitud del Gobierno nacional es absolutamente injusta.

—Dirigentes calificados de la provincia de Corrientes sostienen que si no garantizan de verdad el apego al federalismo, será otra vez un esquema porteño.

—Quiero creer. Quien sea presidente de la Argentina, va a salir de Juntos por el Cambio. Macri vino varias veces a Corrientes cuando ya era presidente. Ahora los que son candidatos vienen con asiduidad. En Goya, a Horacio Rodriguez Larreta tuvimos la oportunidad de plantearle descarnadamente qué es lo Corrientes necesita de un futuro Gobierno federal. Con Bullrich (por la titular del PRO y precandidata a reemplazar a Fernández) lo hacemos de igual manera. Lo que quiero creer es que en esta oportunidad los candidatos están conociendo, previo a llegar a la presidencia, cuáles son las realidades que tenemos en Corrientes y cuál es el potencial que tenemos (...) Le pedimos al Gobierno federal que va a venir (...)  que nos incluya en una agenda nacional, que nos permita desarrollar todo nuestro potencial, que nos podamos sentar a hablar de la obra pública que nuestra zona necesita, que hablemos de verdad de la cuestión de la hidrovía, que nos dediquemos en serio a que esto sea el corazón del Mercosur, que nos permita fundamentalmente al empresariado correntino, a los productores de Corrientes, tener una inserción en los países, al menos limítrofe, para ver cómo miramos al mundo. 

—¿Creé que eso sea posible, con un candidato como Milei?

—No sé con Milei. Tengo una mirada muy particular respecto de él. Cuando hablamos de populismo hoy tenemos en la Argentina un populismo de izquierda y en lo personal él es un populista de derecha. Por eso, el otro día en la convención de mi partido explicaba que no es lo mismo popular que populista. El populista es el que no cree en las instituciones, es el que cree que depende solamente de un líder, entiende que está por encima de lo que significan las normativas y esta es la expresión más acabada, la que tenemos hoy del populismo de izquierda, de Cristina de Alberto y todo su equipo. 

Tengo temor de que en el otro extremo estemos hablando de un populismo de derecha, que tenga un comportamiento similar al que hoy estamos teniendo. Creo que Argentina hoy necesita un presidente moderado.

—¿Qué está haciendo para responder a la demanda que tiene los jóvenes?

—Voy a utilizar una palabra que no me pertenece, pero que la escuché hace cinco o seis días en una reunión que tuve, no sé si el término correcto en televisión, pero Milei representa el fakiu a la política. Y allí está la razón del acompañamiento que tiene, de mucha gente enojada, disgustada con la política, dispuesta a darle una lección a los políticos. Me preguntarás si está bien o está mal, no sé decirte. Es lo que es, es lo que vemos.

—¿Qué pasará el 11 de junio?

—El 11 de junio, los correntinos tendrán la oportunidad de elegir entre dos modelos que están absolutamente claros. Un modelo que representa ECO+Vamos Corrientes de trabajo, de crecimiento, de desarrollo, de una provincia que se está preparando de manera excepcional para que, con un Gobierno nacional distinto, Corrientes de verdad pueda emerger como una de las provincias referencia de la Argentina. Y el otro modelo, con el que vamos a enfrentarnos electoralmente, que son los que quieren traer a Corrientes el modelo fracasado del Gobierno Federal. Más claro de cómo están los escenarios, imposibles. No hay manera de confundirse. Vos querés que a Corrientes le ocurra lo mismo que le está ocurriendo al país, votá al Frente de Todos. Si vos querés, pese a las dificultades que aún tenemos en Corrientes, seguir viviendo en un país, en una provincia con paz social, en una provincia que se la arremanga y se hace cargo de los problemas que tenemos en Corrientes con cosas muy importante que se han hecho y las que aún faltan por hacer, allí vos tenés claro a quién votar.

—¿Qué le falta a la democracia del país?

—De la democracia seguimos aprendiendo. Pero cuando la situación económica golpea el bolsillo de al menos el 50% de los ciudadanos, es legítimo que la sociedad esté enojada con el sistema. Nuestro compromiso como militante y lo dije claramente en varias oportunidades, es mucho más fácil militar el pesimismo. En un momento como en el que está la Argentina, es facilísimo militar con el descontento, con el desánimo, pero no quiero entregarme a eso. Aprendí en mi casa, con mis abuelos y con mis padres a ser optimista y quiero militar con esperanza y la esperanza no es una ilusión. Argentina tiene herramientas que son muy importantes, que el mundo hoy necesita: energía, alimento, informática. 

Argentina va a salir rápidamente con un Gobierno nacional con reglas claras, va a ser complejo por supuesto. Soy un militante, no solamente de ECO+Juntos por el Cambio y Vamos Corrientes, soy un militante de la esperanza.

Fuente: www.ellitoral.com.ar

   

COMPARTIR:

Comentarios