Miércoles 17 de Abril de 2024

Hoy es Miércoles 17 de Abril de 2024 y son las 13:45 -

24°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

NACIONALES

3 de septiembre de 2022

Atentado contra Cristina Kirchner: el detenido por el intento de magnicidio se negó a declarar

Fernando Sabag Montiel no habló en la declaración indagatoria que le tomó la jueza María Eugenia Capuchetti. El sospechoso se encuentra en una celda de la PFA. La vicepresidenta ya declaró ante la magistrada.

Avanza la investigación por el intento de magnicidio contra la vicepresidenta Cristina Kirchner. El detenido, que gatilló a centímetros de la cara de CFK, Fernando Sabag Montiel, se negó a declarar en la indagatoria ante la jueza a cargo de la pesquisa, María Eugenia Capuchetti.

Según pudo reconstruir El Destape, Sabag se negó a declarar, aclaró el tema de su golpe en el ojo y dijo que fue producto del momento en que lo redujeron cuando lo detuvieron. Su abogado, el defensor oficial, Juan Martín Hermida, pidió que sea revisado por un oftalmólogo y su integridad física.

Sabag está acusado de intentar matar a la Vicepresidenta en la puerta de su casa del barrio porteño de Recoleta. Fue detenido el jueves por la noche tras intentar dispararle y trasladado durante la madrugada a una celda de la Unidad Antiterrorista de la Policía Federal, ubicada en la calle Cavia. El agresor está acusado de intento de homicidio agravado, delito que tiene una pena de 15 a 20 años de prisión. Durante las últimas horas de la tarde, la jueza y el fiscal Carlos Rívolo se acercaron para tomarle declaración indagatoria a la dependencia de la PFA. Si bien es el único imputado, se investiga si actuó solo o respondía a órdenes de alguien más.

Montiel gatilló dos veces con un arma cargada con cinco balas a pocos centímetros de la cabeza de la ex mandataria y actual vicepresidenta de la Nación. Según la Justicia Federal, el arma utilizada estaba "apta para el disparo". Fuentes de la investigación informaron a El Destape que se realizó un allanamiento en una de las casas del acusado ubicada en el partido de San Martín, Provincia de Buenos Aires, donde se encontraron dos cajas de balas calibre 680 con 50 balas cada una.

El domicilio en San Martín surge porque un hombre se acercó a una comisaría y dijo que él era quien le alquilaba el domicilio al agresor. Montiel Sabag es un hombre de 35 años de nacionalidad brasileña que, según dijo el ministro de Seguridad Aníbal Fernández, llegó a la Argentina en 1993.

El acusado fue sometido ya al examen médico legista que determinó que, en principio, estaba en condiciones de ser indagado. Tras los allanamientos ordenados por la magistrada, los cruces de llamados entre la línea telefónica del detenido y otros, también se realizó la pericia sobre su teléfono. Otro elemento importante secuestrado en el operativo fue una notebook marca HP.

Por su parte, la vicepresidenta ya declaró ante Capuchetti pasadas las 11 horas del viernes. La magistrada se acercó al edificio donde reside la ex mandataria y le tomó declaración, durante casi 50 minutos, como testigo. Estuvo acompañada por el fiscal Carlos Rívolo. Más temprano, la jueza había visitado la zona donde ocurrió el intento de magnicidio.

En el marco de las actuaciones judiciales también hubo un operativo en el domicilio del agresor, que figuraba como su propiedad, ubicado en el barrio porteño de Villa del Parque. Sin embargo, luego de las primeras averiguaciones realizadas determinaron que allí no residía. Incluso, en la puerta de ese domicilio, los federales hallaron un cartel que indicaba "Aquí no vive Fernando", colocado por los inquilinos que residen en el domicilio.

Al menos ocho personas que se manifestaban anoche frente a la casa de Cristina Fernández de Kirchner prestaron ya declaración como testigos ante la jueza federal María Eugenia Capuchetti por el ataque a la vicepresidenta. Uno de los testigos del hecho -llamado Javier- declaró que el hombre detenido llegó a "gatillar dos veces" a escasos centímetros de la cabeza de la ex mandataria. Más de veinte personas ya habrían presentado declaración indagatoria tras presenciar el hecho. Varios de ellos son efectivos de la Policía Federal encargados de su custodia.

Los testigos declararon durante la madrugada y hasta primera hora de la mañana de este viernes y, en muchos casos, fueron trasladados a Comodoro Py desde el lugar de los hechos, en tanto también se tomaba declaración a custodios de la vicepresidenta y efectivos de Policía Federal, informaron a Télam fuentes judiciales. En la sede del juzgado ubicado en el tercer piso de Comodoro Py comenzó además a peritarse el teléfono celular del detenido y se analizaban todos sus mensajes y comunicaciones.

Fuente:www.eldestapeweb.com

 

 



COMPARTIR:

Comentarios