Sábado 20 de Agosto de 2022

Hoy es Sábado 20 de Agosto de 2022 y son las 02:08 -

4.9°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

PROVINCIALES

22 de julio de 2022

Una brasa caliente en el Superior

Luego de idas y vueltas, ayer a media mañana llegó a la ex Casa Nalda la causa en la que se discute si es de aplicación el artículo 224 de la Constitución de la Provincia. En feria, la decisión queda en manos del funcionario a cargo de la Corte provincial. Esta semana, Guillermo Semhan y la siguiente, Rey Vázquez. Ayer, desde el Tribunal, el Ministro mercedeño dejó trascender que no firmaría antes de concluir su gestión, por lo que la causa quedaría en manos del Presidente, que preferiría que la resolución -por su trascendencia- sea adoptada por todo el cuerpo al concluir el receso invernal.

Guillermo Semhan, ayer «deshojaba la margarita» en medio de supuestas presiones para que pusiera punto final a una controversia que tiene una fuerte connotación provincial.

Fuentes del Superior admitieron que la Fiscalía General, con la subrogancia del fiscal adjunto, Jorge Semhan, dio vía libre para que el Tribunal se declare competente y entre a analizar el caso. Ello, sin dejar de señalar que la presentación realizada por el Presidente del Concejo podría haber sido mejor planteada para dar pie a una decisión acorde a las pretensiones del oficialismo provincial, que descartó a constitucionalistas reconocidos como Armando Aquino Britos o Mario Midón.

Desde ayer, el doctor Zapelli fue y vino varias veces. Primero, tras el dictamen de Fiscalía; y luego intentó con Guillermo Semhan una pronta decisión que -aparentemente- el Ministro mercedeño preferiría no tomar.

Al caer la tarde, en Mercedes se daba por cierto un fallo del Superior contrario a las pretensiones del Presidente del Deliberante. Aunque, con el correr de las horas, esa versión se disipó.

Lo que sí crecieron fueron las críticas a Condado por el manejo que viene haciendo. Una de sus pares admitió que el Presidente «se corta solo», permanentemente. Y de hecho, no ha tomado las mejores decisiones a más de dos semanas del fallo de la Cámara de Revisión.

Lo que está en discusión es la aplicación o no del artículo 224. La única forma de obviar su vigencia sería a través de un fallo firme dictado en una acción de inconstitucionalidad. Esto es, una resolución que lleva un período de sustanciación controversial que no es corto y que está sujeto a ser revisado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, lo cual da una idea del tiempo que puede insumir el trámite.

Importa recordar que la Constitución de 2007 fue aprobada por unanimidad de todos los sectores políticos, lo cual hace que, una decisión que ponga en crisis la aplicabilidad de unos de sus artículos, no pareciera del todo fácil.

Aunque Corrientes es Corrientes y, en más de una oportunidad, las cosas fueron de otra forma, con decisiones del Superior, como la que dijo que 171.000 votos eran más que 213.000. Más allá de que se pagaron las consecuencias, con tres intervenciones federales que sobrevinieron a la arbitraria interpretación del artículo 113 de la vieja Constitución, en el marco de los colegios electorales que tanto dieron qué hablar y que terminó, nada menos, hace treinta años con la renuncia del entonces ministro del Interior, Gustavo Béliz, «zapatitos blancos», cuando explotó el caso del elector Bruzzo.

Lo cierto es que el oficialismo, más allá del silencio del Gobernador, en cierta forma comprensible para no inmiscuirse en decisiones que atañen al Municipio de Mercedes o a otro poder del Estado como es el Judicial, ha entrado a tallar, prueba de lo cual es «el lobby» que viene desarrollando el doctor Zapelli, ex concejal y presidente del Concejo Deliberante de Capital, que hoy reporta el ministro de Planificación, Olivieri. Aunque, quien monitorea sus pasos es el anterior titular de esa cartera, el fiscal de Estado, Horacio Ortega, quien -en su momento- lo integró a Zapelli a su staff ministerial.

El Gobierno provincial ha asumido como propia la disputa de los radicales mercedeños en la definición de esta cuestión que se dará en el Superior. Prueba inequívoca de ello es la participación de Zapelli.

Será una pulseada no menor, en términos de lectura política, luego del apriete público que realizó un sector de la oposición que, desde Mercedes, denunció la manipulación de la Justicia de parte del poder político provincial.

Los que habitualmente no se equivocan, aseguran que hoy el caso seguirá «frizado», y que lo más probable será que la «mbopa» quede por el Presidente del Superior que, como se dijo anteriormente, podría resolver -con su sola firma- conforme a una normativa que, fijada por la Intervención Mestre, se mantiene en la actualidad.
Queda para el análisis quién ganará y quién perderá en la resolución de este conflicto que, lejos está de ser un tema comarcal. La decisión dejará mucha tela para cortar, con especulaciones que estarán a la orden del día.

TRAS LOS MUROS, SORDOS RUIDOS. Valdés, aunque no se pronunció públicamente sobre el conflicto mercedeño, habría delegado el caso en un alto funcionario del Gobierno que pertenece a la esfera del Ministerio de Planificación y reporta al Fiscal de Estado el monitoreo de la presentación realizada por el Presidente del Concejo de Mercedes que -vale señalarlo- sufre el «fuego amigo». Le reprochan no haber sabido manejar el conflicto y haber tomado decisiones unilaterales, no consensuadas con sus pares. Él será otro de los que ganen o pierdan con el veredicto de la máxima instancia judicial de la Provincia. Lo que es cierto es que el horno no está para bollos y que la taba puede caer para cualquier lado. Un final abierto como lo señaló EL LIBERTADOR desde el primer día.

Fuente:www.diarioellibertador.com.ar



COMPARTIR:

Comentarios