Lunes 28 de Noviembre de 2022

Hoy es Lunes 28 de Noviembre de 2022 y son las 21:27 -

33°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

LA CRUZ

3 de abril de 2022

El Reloj de Sol, un legado Jesuítico que perdura y marca tendencia

El monumento, construido en el 1700 por la comunidad guaraní y la dirección de los padres jesuitas, es un símbolo que caracteriza la historia de los antiguos pueblos jesuíticos. Por su construcción en piedra, su forma y sus características señalan que es único en Sudamérica.

La provincia de Corrientes se ha caracterizado a lo largo de su existencia por tener una historia muy rica. Su cultura, su idiosincrasia, sus características, sus cualidades y sus habitantes la han transformado en un territorio repleto de historias, lugares, personajes y material tangible e intangible por conocer y descubrir.

Uno de los atractivos históricos culturales más importantes con los que cuenta la provincia está relacionado con el Circuito Jesuítico Guaraní. Buena parte de las reducciones jesuíticas en Argentina se radicaron en Corrientes y Misiones. Las misiones, instaladas en el 1600, supieron albergar a una importante cantidad de integrantes de lo que se conocía como "La Compañía de Jesús". Allí convivieron con las comunidades guaraníes y a través del intercambio, aprendizaje y enseñanza estas dos culturas fueron creciendo en aquella época.

Es más, hasta el día de hoy en algunas de las localidades del este de la provincia de Corrientes permanecen intactas las construcciones, ruinas, objetos, monumentos y elementos que fueron construidos y utilizados entonces. Uno de esos monumentos que todavía perduran en la actualidad y que representa un símbolo único en la región es el Reloj de Sol construido y emplazado en la ciudad de La Cruz.

"En realidad es un reloj de piedra, en los libros de historia lo pueden encontrar con el nombre de nomones. Es un reloj de sol porque funciona con la luz solar. En la base del cuadrante se puede encontrar la fecha de elaboración: el 27 de marzo de 1730, es decir que acaba de cumplir 292 años", contó a Radio Dos el secretario de Turismo de la Municipalidad de La Cruz, Gustavo Díaz.

Según comentó fue construido en lo que en su momento fue considerado como "centro cívico" de la comunidad y la reducción que hoy en día es el centro de la ciudad de La Cruz, a metros de la parroquia local.

"Esta construido en piedra, tiene una altura estimada de cuatro metros de alto, y en la parte superior en el cuadrante solar como si fueran dos caras: una para marcar las horas durante el invierno y el otoño y la otra para marcar las horas durante la primavera y el verano", detalló Gustavo Díaz.

Díaz comentó que "el grado de conocimiento de astrología, ingeniería, arquitectura era tal que los padres jesuitas sabían en qué posición debían colocar cada parte del reloj. Como sabían que durante el invierno el sol alumbraba de forma más vertical y que durante el verano el sol apuntaba de forma mas horizontal colocaron el cuadrante en la inclinación correcta para que una de las caras marque las horas durante una época del año, mientras que la otra cara lo haga en otra época".

"Así como hay relojes de sol que están construidos sobre el suelo, como es el caso de Mar del Plata y otros lugares, las características que presenta nuestro reloj, el método de construcción, la vigencia en el tiempo y la precisión que marca lo convierte en una innovación de la ingeniería y arquitectura, y lo muestra como una pieza única en el país y también en Sudamérica", aseguró.

Comentó además que hay otros relojes construidos, uno de ellos en San Cosme y Damián (sur del departamento de Itapúa, Paraguay), aunque no guarda las mismas características que la que cuenta nuestra provincia.

"En la base del reloj, en el capitel que sostiene el cuadrante solar, tiene dos monogramas: uno es el IHS que era el símbolo de la compañía de Jesús y el monograma de la Virgen de los Dolores del otro lado", dijo.

Debajo, en el otro capitel, tiene la fecha de construcción del reloj, que es el 27 de marzo de 1730 y también tiene inscrita una frase en latín que significa: "Desde la salida del sol hasta el ocaso, alabado sea el nombre del Señor". Esta frase se nota con poca claridad debido al paso del tiempo, el material con el que está realizado es una piedra tipo arenisca que es la que encontramos en las canteras a la vera del río Uruguay.

De hecho, cuenta el profesor Díaz, que con la bajante del río han podido encontrar y se han visto las canteras de donde se extraían los materiales no sólo para construir el reloj, sino también las viviendas y todas las cuestiones necesarias para la urbanización de aquellos tiempos en esa localidad.

Además luego agregó: "Es un monumento correntino que formó parte del antiguo pueblo jesuítico. El modelo del reloj de La Cruz es el único que existe en Corrientes y América del Sur. El reloj está en números romanos, la aguja de metal apunta a la sombra del sol, marca la hora solar. Según la época del año puede diferir con nuestro horario normal".

"Para nosotros, para el pueblo cruceño es una reliquia, es un monumento histórico que nos lleva permanentemente a recordar la historia de nuestra comunidad, de nuestro pueblo, es parte de nuestra historia que la tenemos día a día", se sinceró el funcionario.

Cabe recordar que El Corredor Jesuítico Guaraní, que se extiende sobre el margen este y se conecta con Brasil y Paraguay, atrae a miles de amantes de la cultura, la religión y la historia. Yapeyú, La Cruz, Santo Tomé y San Carlos son las poblaciones principales de este circuito considerado la puerta de entrada a los 30 pueblos jesuitas con que cuenta la región conformada por Corrientes, Misiones, Paraguay y Brasil.

La Cruz, localidad fundada en 1629, hasta la fecha conserva objetos de valor histórico además de un importante reloj de sol. Este poblado fue replanteado sobre las ruinas de la reducción original y cuenta también con el cementerio de la iglesia, la calle misional, iglesia antigua y el Museo de la Cultura Jesuítica "Félix Ramón Mansilla", entre sitios para visitar.

También de origen jesuítico, Santo Tomé es la tercera parada de este circuito de importante valor religioso. "En esta localidad está el Museo Regional Pablo Arguilada creado en 1963", comentaron.

Además, en el año 2021 el Gobierno de la Provincia llevó adelante una serie de obras de revalorización de la plaza General San Martín y el Paseo Jesuítico y Centro de Interpretación Jesuítico Guaraní Mbororé.

Fuente:www.diarioepoca.com



COMPARTIR:

Comentarios