Lunes 27 de Junio de 2022

Hoy es Lunes 27 de Junio de 2022 y son las 17:46 -

18.3°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

OPINIÓN

4 de enero de 2022

Macri ya tiene su “Garganta profunda” y la oposición vive momentos de pánico por nuevos videos

De manera transversal, la gran película de Alan Pakula Todos los hombres del presidente, protagonizada por Robert Redford y Dustin Hoffman en 1976, pasó a ser lo más visto entre los ex ministros del gobierno de Mauricio Macri y especialmente por la ex gobernadora -su círculo íntimo cuanta que está aterrada-, igual que su elenco ministerial. En aquella película, un personaje que se presenta como “Garganta profunda” cuanta a los periodistas de Washington Post como el presidente Richard Nixon espiaba al partido Demócrata y grababa en forma ilegal todas las conversaciones en el Salón Oval de la Casa Blanca.

Por Alfredo Silletta

La aparición del video filmado en las oficinas del banco Provincia confirma que el ex presidente grababa la mayoría de las reuniones, que luego le servían de carpetazos para que nadie sacara los pies del plato. Los ex funcionarios se preguntan cuántas “oficinas” estaban cableadas, cuántos celulares estaban pinchados y se reavivan los recuerdos de aquellos años. Los ex funcionarios tienen miedo y algunos han sufrido ataques de pánico. Se habla que hay más de 500 horas grabadas que comprometen a la mayoría de los ex funcionarios y que incluye a jueces, fiscales y empresarios.

Un alto dirigente de la ex gobernadora confirma su teoría y las razones por las que de un día para otro  Vidal, que contaba con el apoyo del Grupo Clarín y el establishment, decidió descartar su candidatura presidencial conocida como Plan V en el verano de 2019. Es famosa aquella entrevista del editor de La Nación, Pablo Sirven y su frase: “Toc Toc, soy la historia, necesito que sea presidente”.

La gobernadora se había reunido en Olivos con Macri a fines de 2018 y contó que el Círculo Rojo la había elegido a ella para ser la próxima presidenta. El ex presidente mantuvo silencio pero la respuesta fue mortal. Tanto Macri como su jefe de Gabinete Marcos Peña dejaron de atenderle el telefono y, a las pocas semanas de aquella charla, su principal operador político, el presidente de la Cámara de Diputados Manuel Mosca, fue denunciado por abuso sexual por una militante del PRO, denuncia patrocinada por Laura Alonso, la titular de la Oficina Anticorrupción.

Fue el primer carpetazo y la ex gobernadora supo que el próximo caería sobre ella o su familia. Fue el fin del Plan V y del desdoblamiento electoral.

Varios ex funcionarios cuentan que llamaba la atención que “más de una vez”  les cambiaban los choferes, que los llevaban a reuniones en lugares que no eran los habituales. “Nos reíamos de las grabaciones a Cristina (“Soy yo, Cristina, pelotudo”) pero al final nos grababan a nosotros”, dice con preocupación un legislador y agrega: “Un día me llegó un sobre de madera anónimo con una desgrabación de una charla que había tenido con un empresario”.

El video del banco Provincia muestra a pleno la mesa judicial del vidalismo para “armarle” causas a dirigentes gremiales y políticos. Nadie puede dudar que la ex gobernadora, su jefe de Gabinete, Federico Salvai, Cristian Ritondo y el procurador Julio Conte Grand encabezaban la persecución a la oposición.

En las próximas horas, el ex jefe de Gabinete de Daniel Scioli, Alberto Pérez presentará a la justicia dos audios sobre la persecución a Scioli y al mismo Pérez.  En los audios se escucha la voz del  subcomisario Hernán Casassa, encargado de los allanamientos donde afirma: “con respecto a cómo viene Asuntos Internos, que es exactamente la oficina en la que, por orden de Ritondo, buscaban toda la información para empapelar las causas. Era el armado judicial, la mesa judicial que tenían con Vidal, Salvai, Conte Grand -que era una locura que esté ahí- y Ritondo. Esa oficina tenía acceso a los Nosis (sistema de información económica), hablaba con la Unidad de Información Financiera (UIF), pedía información de todos lados. Y eran los que, con el fiscal de Avellaneda, lo destrozaron a Moyano, que lo quisieron meter preso. Se juntaban en la SIDE, hay un par de informaciones, chequeé, me tiraron. Una vez que tenían todo armado, le pedían a la UIF que armen ese carpetazo, que armen esa información, y después, mágicamente, aparecía en las manos de (Elisa) Carrió. Y Carrió metía la causa o mandaba a alguno de sus secuaces a denunciar. Pero todo lo que era Provincia, era el armado judicial de Vidal, Ritondo y su gente. Es así”.

El show del banco Provincia muestra a las claras que Vidal armaba causas contra políticos y sindicalistas y a su vez muestra que  Macri la espiaba a ella y sus propios ministros. En la causa sobre espionaje que se inició en Lomas de Zamora aparecen espiados Horacio Rodríguez Larreta, Diego Santilli, María Eugenia Vidal, Emilio Monzó y Nicolás Massot, entre otros. Ni los empresarios ni los jueces se salvaban y ahora muchos se preguntas si las visitas a la Casa Rosada o a Olivos para jugar al paddle también se grababan.

Todos sospechan de los “hombres del presidente” y el propio Macri está preocupado por  su propio “Garganta profunda” de la AFI.

Fuente:info135.com.ar



COMPARTIR:

Comentarios