Sábado 22 de Enero de 2022

Hoy es Sábado 22 de Enero de 2022 y son las 20:58 ULTIMOS TITULOS:

37.5°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

NACIONALES

8 de diciembre de 2021

Valdés pidió bajar decibeles en la UCR

El Gobernador quedó en el medio de la trifulca entre los pretendientes a conducir el Comité Nacional. Gerardo Morales se lanzó sobre el senador Martín Lousteau luego de romper un vaso de vidrio. El jujeño perdió los estribos frente a fuertes acusaciones de su oponente quien le enrostró las relaciones carnales que supo tener con Mauricio Macri y que conserva con Alberto Fernández. Como telón de fondo, el pedido de que la UCR muestre caras nuevas, un tiro por elevación a Mario Negri quien luego de sucesivas derrotas electorales quiere seguir al frente del bloque.

El gobernador de Corrientes, Gustavo Vadés afirmó ayer desde Buenos Aires que Juntos por el Cambio no debe «dilapidar» la confianza de la ciudadanía que obtuvo con el triunfo en todo el país en las últimas elecciones y sostuvo que ello obliga a tener «un proyecto político en el que estemos juntos y unidos con el que podamos construir la gran alternativa» para ganar el Gobierno nacional en 2023. Tras este objetivo, llamó a superar las diferencias internas en la UCR, evitando las posiciones rupturistas y resolviendo «puertas adentro» la forma de seguir adelante.


Cabe señalar que el ituzaingueño viajó a Buenos Aires para participar en la definición de cargos en el radicalismo, y ante una diferencia sobre la presidencia del Bloque radical en la Cámara de Diputados de la Nación, un sector del partido anunció la conformación de su propio Bloque en la Cámara baja del Congreso nacional en una fractura que deja en la mira la puja irresuelta por el Comité Nacional.


Ante este hecho, el mandatario correntino reclamó que las diferencias internas se diriman «puertas adentro» de la UCR, porque exteriorizarlas no es «saludable» para el partido. Consideró que es necesario en la oposición debatir «cómo conformamos un equipo económico, cómo coordinamos un equipo de trabajo para presentar a la sociedad con una propuesta de transformación, de cambio, de mirar hacia adelante» en lugar de «este tipo de mezquindades».


Pidió en contacto con medios periodísticos «no pelearnos por cargos pequeños, sino apuntar a tratar de dar una propuesta y ganar el Gobierno nacional, las provincias, comenzar a articular equipos y de mostrarnos seriamente a una sociedad que necesita tener un camino, una luz de esperanza». Luego, dijo que ese camino es «un proyecto productivo, económico, de industrialización de la Argentina», porque «es lo que está esperando todo el mundo».


«Eso es lo que está esperando la sociedad de una oposición, que se comience a construir como una alternativa de poder», remarcó Vadés.

 

EQUILIBRIO

Valdés, que horas antes no descartó la posibilidad de conducir el partido, aunque reveló la limitación que supone no ser delegado al Comité Nacional por su distrito, avaló al diputado Mario Negri en la presidencia del Bloque UCR estando cada vez más claro que la insistencia en la postulación del cordobés implica abrir una grieta que se proyecta sobre la nueva conducción nacional, donde la postulación de Gerardo Morales es fuertemente resistida puertas adentro donde se considera herida de muerte la posibilidad de que pueda la UCR sobrellevar una pulseada traumática de cara a la sociedad, y en el marco de la relación inestable que existe con el principal socio de la alianza hoy opositora.


En los hechos, a esta altura, pareciera claro que la cuestión no pasa por las matemáticas puras. Detrás de la embestida de Lousteau nadie ignora que está Enrique «Coty» Nosiglia, un histórico dentro del partido que conserva un poder de fuego difícil de contrarrestar para figuras de cabotaje como el jujeño, que ayer salió mal parado en su pretensión de ser prenda de unión para un partido que necesita reposicionarse no solo ante la sociedad sino dentro de Juntos por el Cambio


En el poroteo previo, Negri lleva las de ganar como también Gerardo Morales aunque una victoria a lo Pirro abre un abanico de dudas respecto a la vocación de poder que debe mostrar un partido que quiera ser opción de poder.


Negri viene de perder por paliza el 14 de noviembre a manos del tándem Luis Juez- Rodrigo de Laredo. Perdió en las primarias y hace dos años perdió la Gobernación. De esto se valen quienes señalan la necesidad de un recambio siendo claro que la irrupción de Lilita Carrió en favor de Negri y las posteriores declaraciones de ésta enturbiaron más el escenario ucerreísta.


Valdés destacó y ratificó su apoyo a la presidencia nacional de la Juventud Radical alcanzada recientemente por la correntina Valeria Pavón, con el apoyo de «un nuevo espacio que viene irrumpiendo» por sobre el sector del radicalismo que hace varios años conducía la juventud partidaria. Y anunció que la conducción del Comité Nacional de la UCR se definirá el viernes 17 próximo.


Por otra parte, respondiendo sobre sus aspiraciones a nivel nacional, afirmó: «Vamos a caminar, a ver, a trabajar para adelante», pero aclaró que primero está «el compromiso con los correntinos», dado que este 10 de diciembre asume su segundo periodo como gobernador al ser reelecto el pasado 29 de agosto con el 76 por ciento de los votos. «Lo importante no es quién es el candidato a Presidente, sino que tengamos un proyecto político en el que estemos juntos y unidos con el que podamos construir la gran alternativa y que no dilapidemos la confianza que los ciudadanos, a través de la urnas, depositaron en Juntos por el Cambio».


Horas antes Valdés, quien para muchos podría ser una figura de consenso, reveló el impedimento que lo deja fuera de juego: su partido a nivel provincial no lo ubicó entre los delegados al Comité Nacional, una cuestión que no parece menor en términos de poder político.

Fuente:www.diarioellibertador.com.ar



COMPARTIR:

Comentarios