Miércoles 1 de Diciembre de 2021

Hoy es Miércoles 1 de Diciembre de 2021 y son las 18:13 ULTIMOS TITULOS:

29.3°


PROVINCIALES

17 de octubre de 2021

Mercedes reflota la interna entre ricardistas y valdesistas

Las declaraciones de las últimas horas de Ricardo Colombi expusieron el frágil andamio sobre el que está sostenido el andar oficialista. Es que las mieles del triunfo (dos de seguido) sirvieron hasta el momento para emparchar las grietas latentes dentro de Encuentro por Corrientes. Lo que significa que después del ajetreo electoral pueda traducirse en una interna feroz.

«Hay personas que engañan a la población diciendo que cuentan con el apoyo del Gobierno provincial. Y hay actores que indudablemente llegan a la Casa de Gobierno en el contexto eleccionario, en distintas oficinas, y que lo único que hacen es provocar más confusión. Estamos luchando contra eso también», manifestó este viernes el ex Gobernador ante una emisora capitalina.


La situación de Mercedes expuso el tenue equilibrio que se maneja por estas horas entre radicales y aliados. Sirve de ejemplo de situaciones que se suceden en otros distritos sin tanta relevancia


¿En este caso? La trascendencia radica en que fue el primero de los pleitos que, a principios de año, demostró la contienda entre Gustavo Valdés y Ricardo Colombi. Guerrilla que se replicó en otras latitudes, como Ituzaingó, donde el mandatario provincial impuso a su hermano (Juan Pablo) y el Presidente de la UCR hizo una alquimia para que Burna fuera con la boleta de Canteros, sumándose al Frente de Todos. Para muchos, un engendro político que nunca tuvo chances.


El alcance de esta polémica oficialista se mantiene puesto que el Senador mercedeño está decidido a jugar fuerte para recuperar el Paiubre.


La inversión gubernamental para apuntalar el triunfo de Víctor es varias veces millonaria, algo que reconoce el propio Cemborain, quien admite que la campaña no afecta su giro comercial y que se manifiesta en el control casi total de los medios de la localidad, que son solventados desde las arcas provinciales de manera generosa, más allá de compromisos asumidos por el mismo Víctor, de asistirlos en la eventualidad de un triunfo que parece confirmarse día a día a través de los distintos sondeos.


El «vuelve Víctor» está instalado en el boca a boca de la gente, que ve en el posible regreso del matrimonio un pase de facturas para su delfín «Tape» Caram, quien en su momento se las ingenió para asfaltar la salida del poder de los Cemborain, regreso éste que no deja de preocupar a Caram, a quien no se lo ve cómodo en la posibilidad de que su otrora jefe político ponga la lupa en la gestión comunal.
Desde el entorno de Cemborain se ha anunciado con bombos y platillos una amplia auditoría jurídica y contable sobre los números, anticipo de la cual es la pública controversia por la reiteración de denuncias del candidato a recuperar no sólo la Comuna, sino el sello de Cambio Solidario, la marca que lo llevó al poder municipal.

 

Antecedentes de una pelea que no da tregua

Resulta más que oportuno recordar que la pelea entre ambos líderes radicales hizo que el Gobernador «primereara» con la inclusión de Víctor Cemborain como candidato a Intendente. Tiempo después, y sin ganas de hacer las pases con el ex mandatario municipal de Mercedes, Ricardo ungió a una dirigente de su riñón como aspirante a la Comuna, el caso de Mariel Meza.


Fue así que, tras dos victorias contundentes en las urnas sobre un descabezado justicialismo correntino, Valdés y Colombi consensuaron avanzar con ambas candidaturas. Cada uno sosteniendo a su alfil. De esta manera, además, aprovecharían para esmerilar aún más la posible performance electoral del justicialista «Tape» Caram, quien se lanzó para la reelección.


Por ello fue que las declaraciones de Ricardo no fueron para nada naif. Es más, en la entrevista radial insistió con el tema, enfatizando: «Hay personas que no tienen escrúpulos para engañar a la gente. Lamentablemente, por ahí tienen cierta llegada al Gobierno provincial, que ojalá que esto se termine».


Fue un mensaje no sólo coyuntural, sino uno hacia adentro de la alianza oficialista, donde los frentes abiertos son varios y se intentan enmascarar a como dé lugar, aprovechando -como se dijo- el envión anímico que representaron las victorias electorales del 29 de agosto y del 12 de septiembre.


Uno de esos enfrentamientos tiene que ver con el Gabinete y su posible futura conformación. Situación revelada por EL LIBERTADOR la semana pasada, que sacudió el avispero de ECO, provocando más de un llamado telefónico proveniente de distintas carteras ministeriales, intentando dilucidar de dónde emanó la información. Algunos, mandaron emisarios para averiguar la fuente informativa. Otros, se tomaron un protector hepático.
Pero esa es otra historia.

Fuente:www.diarioellibertador.com.ar

COMPARTIR:

Comentarios