Miércoles 1 de Diciembre de 2021

Hoy es Miércoles 1 de Diciembre de 2021 y son las 18:31 ULTIMOS TITULOS:

28.7°


NACIONALES

5 de octubre de 2021

Durán Barba utilizó una sociedad no declarada en Islas Vírgenes para cobrar sus ingresos millonarios como asesor político

El gurú ecuatoriano de Mauricio Macri además usó otra offshore para invertir en una mina de cobre en Estados Unidos

La estrella de la consultoría política en la región, Jaime Durán Barba y su mano derecha, Santiago Nieto Montoya, fueron accionistas de, al menos, dos sociedades offshore en las Islas Vírgenes Británicas, uno de los principales paraísos fiscales por su opacidad y baja tributación, bañado por las aguas del mar Caribe. El gurú ecuatoriano del macrismo construyó su fama como hacedor de presidentes a partir del ascenso que le imprimió a la carrera de Mauricio Macri. Pero si bien trabajó para el PRO durante 15 años, cuánto dinero ganó en Argentina por su tarea de consultoría fue uno de sus secretos mejor guardados por el macrismo.

Una de las sociedades offshore, Woodlen Limited, fue registrada por el estudio Alemán, Cordero, Galindo & Lee (Alcogal) el 16 de mayo de 2000 con el objetivo de dedicarse “a la inversión en Suiza”. Como “origen de los fondos”, los formularios del estudio panameño Alcogal indican “marketing y research”. En esos años, Durán Barba conducía los destinos electorales de Macri.

Al inicio se trató de una sociedad con “acciones al portador con derechos adquiridos”, pero luego - debido a un cambio en la legislación de las Islas Vírgenes Británicas - debió registrar acciones nominativas. En un documento fechado el 10 de enero de 2017, se registraron 25.000 acciones de USD 1 cada una, a nombre de Durán Barba y otras 25.000 a nombre de Nieto. Ambos figuraron en los papeles como beneficiarios finales de la firma, es decir, como sus efectivos dueños.

Los datos se desprenden de la nueva investigación global del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), basada en una filtración de casi 12 millones de documentos de estudios especializados en la industria offshore, entre ellos, los de Alcogal, el bufete panameño más requerido por los argentinos a la hora de operar en paraísos fiscales. Por nuestro país, participan de esta investigación con acceso exclusivo Infobae, junto a La Nación elDiarioAR.

En base a diferentes documentos consultados y fuentes personales contactadas en Argentina y Ecuador por periodistas de ICIJ, Durán Barba y Nieto habrían constituido la firma en Islas Vírgenes Británicas para canalizar parte de sus ingresos como consultores en distintos países. ¿El motivo? Sentirse “blanco de persecución política” de los gobiernos que rivalizaban con sus clientes.

Además de la opacidad sobre la identidad de los dueños que existe en las Islas Vírgenes Británicas, este territorio británico de ultramar no cobra impuestos a las empresas. Estas “ventajas” son promocionadas por el propio Gobierno del pequeño archipiélago caribeño en sus páginas oficiales.

Señalado internacionalmente como un paraíso fiscal, las Islas Vírgenes Británicas tienen unos 30.000 habitantes, pero más de 400.000 empresas pantalla activas. Es líder mundial en creación de compañías offshore. “Las leyes están diseñadas para funcionar como un sistema opaco, con un Gobierno que tiene una mentalidad muy pronegocios y prodinero”, dice un investigador de Tax Justice Project, una organización especializada en evasión fiscal. Desde mediados de los años ochenta, la industria financiera offshore se ha consolidado como uno de los pilares de su economía, que representa más del 51% de los ingresos gubernamentales, según datos oficiales.

Durán Barba siempre evitó referirse a sus ingresos como consultor estrella del PRO desde el 2014 hasta que Macri perdió la reelección en 2019. A pesar de las diferentes versiones sobre sus honorarios millonarios, nunca fueron consignados en los balances que el partido debió presentar ante la Justicia. Durante años, desde el macrismo dejaron trascender que trabajaba “ad honorem” y el propio Durán Barba siempre evitó responder esa pregunta periodística.

Recién en 2017, el PRO oficializó por primera vez en su historia un pago del asesor estrella de Mauricio Macri: $40.000 mensuales por parte del partido y otro monto similar durante los meses que durara la campaña legislativa de ese año. La misma cifra le correspondía a su socio, el ecuatoriano Santiago Nieto Montoya. En total entre los dos, embolsarían en total unos USD 4.400 mensuales de ese momento. Un monto, que media docena de fuentes al tanto de la ingeniería financiera del ecuatoriano consideraba irrisorio, según publicó Infobae en 2018.

A pesar de que se desempeñó activamente en el PRO durante una década y media, hasta mayo 2017 estuvo registrado como monotributista en Argentina, en el rubro dedicado a estudios de mercado y realización de encuestas de opinión pública. Recién desde ese año pasó al régimen de autónomos. Durán Barba no tiene registradas empresas ni empleados en el país. Sin embargo, supo conformar un grupo de discípulos suyos que supieron conseguir varios negocios en el mundo del marketing y las encuestas a nivel local.

Su situación en Ecuador

Infobae consultó a un tributarista sobre las obligaciones impositivas en el país de extranjeros que trabajan en el país, considerando que actualmente no existe un tratado que evite la doble tributación entre la Argentina y Ecuador, con la excepción de la actividad del transporte aéreo. “Si una persona con domicilio en Ecuador hace trabajos específicos en Argentina, se trata de un residente tributario del exterior y debe pagar Ganancias en el país. A este contribuyente se lo conoce como beneficiario del exterior”, explicó.

En los registros de la AFIP, Durán Barba figura en alta en el impuesto a las Ganancias desde mayo de 2017. A diferencia de lo que sucede en Ecuador, por el secreto fiscal, no fue posible conocer en Argentino si pagó este tributo por su actividad como consultor en el país, y cuánto.

En Ecuador, donde reside actualmente, Durán Barba está anotado en el rubro de “investigación y desarrollo en sociología” y su pago de impuesto a la renta ha sido muy bajo en los últimos diez años, según corroboró el equipo ecuatoriano de ICIJ. El mayor monto que pagó fue en 2019 cuando desembolsó USD 5.801, en 2014 y 2015, no pagó nada, y en 2011 y 2012, menos de USD 1.000.

Los pagos de su socio Santiago Nieto fueron más regulares, aunque nunca superaron los USD 4.000 anuales, con excepción de 2019 cuando alcanzaron la suma de USD 78.000.

El equipo argentino y ecuatoriano buscó contactar a Durán Barba sin respuesta. En su entorno se limitaron a señalar que “ni Durán Barba ni Nieto son proveedores del Estado o lobbistas”. En cuanto a Nieto, prefirió no hacer comentarios ante la requisitoria.

Desde el estudio Alcogal, con sede en Panamá, respondieron ante la consulta de ICIJ: “Alcogal se adhiere a todos los requisitos legales en la prestación de servicios corporativos y de formación de empresas, en pleno cumplimiento de todos los requisitos aplicables en todas las jurisdicciones en las que operamos”.

La carrera de Durán Barba

Para cuando Durán Barba registró Woodlen Limited, enero de 2000, ya había caído el expresidente Jamil Mahuad en medio de una profunda crisis financiera y bancaria. Durán Barba había sido secretario general de la Administración Pública de Mahuad.

Tras graduarse en su país de la carrera de abogacía, a principios de los ‘70 Durán Barba viajó a estudiar Filosofía y Sociología a la Argentina. A fines de esa década, instalado nuevamente en Quito, incursionó en el negocio de las encuestas y creó Informe Confidencial como una ONG sin fines de lucro. Tras 25 años como consultor, en 2004 conoció a Macri y comenzó a psar cada vez más tiempo en Argentina.

De hecho, en 2014 Durán Barba compró un departamento en el barrio porteña de Recoleta, en una de las zonas más caras de la Ciudad, que según el Registro de la Propiedad Inmueble consultado por Infobae, está a nombre de Trabulsi Management INC. Se trata de una sociedad creada en 1999 en las Islas Vírgenes Británicas, de la que Durán Barba y su socio fueron directores, y hasta tuvieron un poder general para operar en su nombre cuando se instaló en Panamá. Si bien Trabulsi Management INC no tuvo oficinas ni actividad en la Argentina, fue inscripta en el la AFIP, a fines de 2015, poco del triunfo de Macri.

En la Argentina, el “gurú” de Macri no figura en los papeles de ninguna empresa. Inversora Boroca SA, sin embargo, es presidida por el ecuatoriano Gandhi Jose Espinosa Tinajero, director de Informe Confidencial en Quito y colaborador de Durán Barba en Buenos Aires. “En la Argentina no existió ninguna contratación a Durán Barba desde Inversora Boroca SA”, aseguró Espinosa Tinajero consultado por el equipo argentino de ICIJ, que agregó que no corresponde hablar de otro tipo de acuerdos entre privados. La empresa fue una de las adjudicatarias en un Convenios Marco del Gobierno de la Ciudad para la realización de estudios de opinión pública por hasta un monto de $78 millones.

Además de su nutrida actividad en la Argentina, Durán Barba realiza trabajos de asesoría en distintos puntos del continente. Es profesor de la Graduate School of Political Management en The George Washington University y asesoró a la brasileña Marina Silva, candidata a presidenta en 2010 y 2014; a Miguel Ángel Mancera, el ex jefe de gobierno de la Ciudad de México y a su predecesor, Marcelo Ebrard.

Recobró protagonismo en Ecuador al regresar con éxito para la segunda vuelta electoral en la que resultó elegido Guillermo Lasso. El actual presidente ecuatoriano quedó implicado en los Pandora Papers, según reveló el diario El Universo de ese país.

El negocio de la mina

Con la otra offshore, Harmony Mining, Durán Barba, Nieto y Robert Erazo Andrade intentaron incursionar en el negocio de la minería. Fue registrada también por Alcogal en noviembre de 2009 en Islas Vírgenes, con 50.000 acciones repartidas en partes iguales entre ellos tres.

En nombre de la sociedad, se firmó un contrato en 2011 para adquirir la producción de una mina de cobre, valuada en unos USD 15 millones, a pocos kilómetros de Las Vegas, en los Estados Unidos. El acuerdo, sin embargo, se canceló unos seis meses después y el negocio quedó trunco.

Los ecuatorianos nombraron como directores a prestanombres del estudio Alcogal y emitieron un poder en su favor para manejar la compañía. Pero en septiembre de 2010 asumieron como directores sus accionistas y verdaderos dueños: Durán Barba (presidente), Nieto (vicepresidente) y Erazo Andrade (secretario).

De acuerdo a un documento público de la SEC de marzo de 2011, al que accedió el equipo argentino de ICIJ y que menciona a Durán Barba, Harmony Mining suscribió un acuerdo de compra con Sierra Resource Group Inc (una corporación de Nevada) para adquirir la producción de una mina de cloruro de cobre a unos 190 kilómetros de Las Vegas.

La mina contaba con una planta con una capacidad máxima para producir hasta 5.040.000 libras de cátodo de cobre por año. “El precio de compra será de tres dólares por libra”, señaló el documento de la SEC. Es decir, que Harmony Mining estuvo dispuesta a pagar unos USD 15.120.000 por toda la producción. Además se pautaba que la firma de Durán Barba compraría 10.000.000 de acciones de Sierra Resource Group Inc a cambio de una garantía por parte de Harmony Mining con línea de crédito de USD 6.000.000.

Sin embargo, de acuerdo a otro documento de la SEC, el negocio se cayó meses después, el 12 de octubre de 2011. El contrato de compraventa de la producción de cobre fue rescindido por mutuo acuerdo. “Todos los términos del acuerdo son nulos y ya no válidos. Ambas partes acordaron liberarse sin ningún recurso contra el otro”, indicó el escrito.

Con la colaboración de Mónica Almeida y Paul Mena, de El Universo desde Ecuador.

Fuente:www.infobae.com

COMPARTIR:

Comentarios