Martes 24 de Mayo de 2022

Hoy es Martes 24 de Mayo de 2022 y son las 05:46 -

15.3°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

PROVINCIALES

26 de mayo de 2021

Alerta por el ritmo de contagios y la posibilidad de un colapso sanitario

Valdés aseguró que si el ritmo de casos de COVID-19 continúa en ascenso, será necesario tomar medidas aún más restrictivas. Aseguró que la inversión en salud es tan grande que casi consumió la totalidad de lo presupuestado. Vacunas, la esperanza.

Por Gustavo Gamboa 

No de­ja­re­mos que el sis­te­ma sa­ni­ta­rio co­lap­se”. “Se to­ma­rán las me­di­das que se­an ne­ce­sa­rias”. “Es­ta­mos ca­si con­su­mien­do to­do el pre­su­pues­to des­ti­na­do a Sa­lud Pú­bli­ca”. “Si con­ti­núa es­ta ve­lo­ci­dad de con­ta­gios, ten­dre­mos se­rios pro­ble­mas”. Las con­tun­den­tes afir­ma­cio­nes sur­gie­ron de los la­bios del go­ber­na­dor Gus­ta­vo Val­dés. Es que el ho­me­na­je pa­trió­ti­co por el 25 de Ma­yo que­dó de la­do y la pre­o­cu­pa­ción por el vi­rus di­se­mi­na­do a es­ca­la pla­ne­ta­ria, una vez más, ga­nó la es­ce­na.

La re­no­va­da y her­mo­sa pla­za 25 de Ma­yo al­ber­gó el ac­to que re­cor­dó la ges­ta que dio ori­gen al Pri­mer Go­bier­no Pa­trio. Tras las ac­ti­vi­da­des que el pro­to­co­lo man­da y a la es­pe­ra del ini­cio del Te­deum en la Igle­sia de la Mer­ced, Val­dés tu­vo un en­cuen­tro con lafotodesta4a pren­sa. Allí, en esa fría ma­ña­na oto­ñal con tem­pe­ra­tu­ra de in­vier­no, el Man­da­ta­rio no ha­bló de los hé­ro­es del pa­sa­do, ca­si no se re­fi­rió a la ca­rre­ra elec­to­ral… to­da su aten­ción se cen­tró en esa lu­cha con­tra la bru­tal pan­de­mia, con­tra el COVID-­19, ase­si­no que no da tre­gua.
To­da­vía fal­ta­ba una ho­ra y me­dia pa­ra que se co­no­cie­ra el par­te dia­rio de Sa­lud Pú­bli­ca. Qui­zás el Go­ber­na­dor ya sa­bía los nú­me­ros; tal vez no. Pe­ro el Man­da­ta­rio de al­go no te­nía du­das: las es­ta­dís­ti­cas del nue­vo co­mu­ni­ca­do no iban a ser, pa­ra na­da, alen­ta­do­ras. No lo fue­ron: se igua­ló el ré­cord de con­ta­gios en 24 ho­ras, es el nú­me­ro más al­to de ac­ti­vos (per­so­nas que tran­si­tan la en­fer­me­dad); ade­más, el ín­di­ce de po­si­ti­vi­dad su­pe­ró otra vez el te­cho im­pues­to por la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud: es el mo­men­to en el que el Hos­pi­tal de Cam­pa­ña tie­ne más pa­cien­tes, en el que más atien­de en Te­ra­pia in­ten­si­va y en el que más res­pi­ra­do­res uti­li­za.
Es pro­ba­ble que el Go­ber­na­dor to­da­vía no con­ta­ra con los nú­me­ros fi­nos de otra jor­na­da la­pi­da­ria. Pe­ro, se­gu­ra­men­te, los in­tuí­a. Es que la ten­den­cia en al­za de los con­ta­gios, que se tra­du­jo en más pa­cien­tes gra­ves in­ter­na­dos en el Hos­pi­tal de Cam­pa­ña, obli­gó a que la se­ma­na pa­sa­da to­ma­ra me­di­das res­tric­ti­vas en ca­tor­ce lo­ca­li­da­des, en­tre ellas Ca­pi­tal. Y a que el lu­nes hi­cie­ra ex­ten­si­va a to­da la pro­vin­cia una de ellas: el ce­se de las cla­ses pre­sen­cia­les.
Des­de el pa­sa­do jue­ves, la bús­que­da tra­za­da por el Go­bier­no pro­vin­cial es la de ba­jar lo má­xi­mo po­si­ble la mo­vi­li­dad de los co­rren­ti­nos y, con ello, evi­tar oca­sio­nes que se­an pro­pi­cias a la pro­pa­ga­ción del co­ro­na­vi­rus.
A sa­bien­das de que los nú­me­ros de es­te se­mi­pa­ra­te obli­ga­do re­cién se co­no­ce­rán lue­go de la fe­cha fi­ja­da pa­ra el fin de las res­tric­cio­nes, el 31 de ma­yo, na­da ha­ce su­po­ner que las me­di­das no se­rán pro­rro­ga­das. Y el Go­ber­na­dor, con sus co­men­ta­rios, de­jó en­ten­der que ello po­dría ocu­rrir.
“Si no hay una ba­ja de mo­vi­li­dad sig­ni­fi­ca­ti­va ten­dre­mos que bus­car otra ma­ne­ra, to­mar otras me­di­das. Es que el in­cre­men­to de los con­ta­gios es tan ve­loz que pue­den lle­gar a co­lap­sar los sis­te­mas sa­ni­ta­rios. De­be­mos te­ner mu­chí­si­mo cui­da­do”, ar­gu­men­tó Val­dés.
Es la pri­me­ra vez que, abier­ta­men­te, el Man­da­ta­rio co­rren­ti­no ha­bla de la po­si­bi­li­dad de un co­lap­so sa­ni­ta­rio. Si bien el Hos­pi­tal de Cam­pa­ña pre­vé que en la in­fra­es­truc­tu­ra pa­ra tra­tar a los pa­cien­tes se cuen­te con cier­ta hol­gu­ra, el re­cur­so hu­ma­no es fi­ni­to y es­tá ago­bia­do y ago­ta­do lue­go de más de un año de una lu­cha sin cuar­tel y ca­da vez más im­pia­do­sa. Pe­ro, ade­más, mu­chos de los in­su­mos ne­ce­sa­rios co­mien­zan a es­ca­se­ar.
“De­be­mos to­mar con­cien­cia de que po­de­mos co­lap­sar. Y si es in­mi­nen­te que ocu­rra, to­ma­ré otras me­di­das que se­an más res­tric­ti­vas. Lo im­por­tan­te es que a nin­gún co­rren­ti­no le fal­te asis­ten­cia mé­di­ca”, gra­fi­có Val­dés.

El Hos­pi­tal de Cam­pa­ña, eri­gi­do co­mo mo­nu­men­to sa­ni­ta­rio, es una mues­tra de la in­ver­sión gu­ber­na­men­tal de re­cur­sos en el com­ba­te a la pan­de­mia en Co­rrien­tes. Pe­ro los fon­dos siem­pre son es­ca­sos en un pa­ís co­mo Ar­gen­ti­na. “La in­ver­sión en ma­te­ria de sa­lud es im­por­tan­tí­si­ma, es­ta­mos con­su­mien­do ca­si to­do el pre­su­pues­to que te­ní­a­mos des­ti­na­do a Sa­lud Pú­bli­ca en ma­te­ria de in­su­mos”, re­co­no­ció Val­dés. Otro mo­ti­vo más a la ho­ra de ana­li­zar qué me­di­das to­mar pa­ra fre­nar la as­cen­den­te cur­va de con­ta­gios.

 

Corrientes y las vacunas

En la char­la con los pe­rio­dis­tas, el go­ber­na­dor Gus­ta­vo Val­dés re­co­no­ció que la Pro­vin­cia abrió ins­tan­cias de ne­go­cia­ción pa­ra ad­qui­rir va­cu­nas con­tra el COVID-­19. Se­ña­ló que hay tres po­si­bi­li­da­des de com­pra, pe­ro que si bien el Es­ta­do co­rren­ti­no cuen­ta con los re­cur­sos ne­ce­sa­rios pa­ra ha­cer­lo, el pro­ble­ma ra­di­ca en el es­ca­so stock de do­sis de in­mu­ni­za­ción en el mun­do.
No qui­so ade­lan­tar mu­cho, sin em­bar­go, men­cio­nó que una de las po­si­bi­li­da­des sig­ni­fi­ca­ría la com­pra de cua­tro mi­llo­nes de do­sis.
Ade­más, el Man­da­ta­rio co­rren­ti­no di­jo que si­guen con es­pe­cial aten­ción las tra­ta­ti­vas tam­bién ini­cia­das por Ju­juy pa­ra com­prar va­cu­nas y que hay un acuer­do de re­ci­pro­ci­dad en­tre am­bas pro­vin­cias, en crio­llo bá­si­co: si una pro­vin­cia con­si­gue el an­sia­do pro­duc­to, lo com­par­te con la otra (am­bas ad­mi­nis­tra­cio­nes son ra­di­ca­les).

Fuente:diarioepoca.com

 

 



COMPARTIR:

Comentarios