Sábado 27 de Noviembre de 2021

Hoy es Sábado 27 de Noviembre de 2021 y son las 18:28 ULTIMOS TITULOS:

29.5°


INTERNACIONALES

19 de septiembre de 2020

Esposado, desnudo y encerrado en una caja de cristal, Julián Assange enfrenta su juicio de extradición

La pareja del fundador de Wikileaks denunció el maltrato que recibe en el Reino Unido mientras el tribunal decide la petición de la administración de Donald Trump de que el ciberactivista sea extraditado.

El pasado 7 de septiembre comenzó el juicio contra Julián Assange en el Reino Unido, donde se determinará si el periodista, ciberactivista y fundador de Wikileaks será extraditado a Estados Unidos donde podría ser condenado a 175 años de prisión. En este contexto, su pareja Stella Moris, denunció que lo tienen esposado, desnudo, que todos los días le hacen rayos X y que lo encierran en una caja de cristal  durante las audiencias en el juicio. 

Desde su cuenta de Twitter, la compañera de Assange expresó: “Cada día despiertan a Julián a las 5 de la mañana, lo esposan, lo meten en celdas de detención, lo desnudan y lo someten a rayos X. Lo transportan durante 1,5 horas en lo que parece un ataúd vertical en una furgoneta claustrofóbica. Está en una caja de cristal al fondo del tribunal desde la que no puede consultar a sus abogados adecuadamente”.

Assange se enfrenta a una posible condena de cadena perpetua con 175 años de prisión de cárcel por 17 cargos presentados por el Gobierno de Estados Unidos, como responsable de la filtración en 2010 de documentos que registraban acciones de guerra en Irak y Afganistán, y archivos de detenidos en la prisión de Guantanamo, entre otras denuncias que había hecho la publicación.

Considerada como “una de las filtraciones de información clasificada más grandes de la historia” de Estados Unidos, revelada por Assange, quien estuvo bajo protección y aislado durante varios años en la Embajada de Ecuador en Londres, es el motivo por el que hoy enfrenta un juicio por extradición por presión de la administración de Donald Trump.

Julia Hall, experta de Amnistía Internacional en derechos humanos en Europa, expresó que la extradición del fundador de Wikileaks, tendría amplias consecuencias para los derechos humanos, ya que “sentaría un precedente disuasorio para la protección de quienes publican información clasificada o filtrada de interés público”.

La publicación de este tipo de información es una piedra angular de la libertad de prensa y del derecho de la ciudadanía a acceder a información. Debe protegerse, no criminalizarse”, aseguró Hall en una publicación emitida por Amnistía.

Hall también expresó que si Reino Unido extradita a Assange, “éste sería juzgado en Estados Unidos por cargos de espionaje por los que podría ser condenado a décadas de prisión, posiblemente en un centro reservado para reclusos de máxima seguridad y sometido a los regímenes más estrictos, incluida la reclusión prolongada en régimen de aislamiento. Todo por hacer algo que los editores de noticias hacen en todo el mundo: publicar información de interés público facilitada por sus fuentes”.

Según Hall, Donald Trump calificó a Wikileaks de “vergonzoso" y aseguró que su actividad, al publicar información clasificada, debería conllevar "la pena de muerte.

En este contexto, sobre el estado de Julián Assange, Hall expresó: "Hace unos meses, sentada a unos seis metros de Julian Assange, me impresionó cómo se había convertido en una sombra de lo que fue. Durante esa semana de vistas, se levantó espontáneamente varias veces para dirigirse a la jueza. Le dijo que se sentía confuso. Le dijo que no podía oír bien las actuaciones. Dijo que las barreras en la prisión y en la sala le habían impedido consultar con su equipo jurídico”.

Ante la acusación de espionaje y de cómo se está llevando adelante su proceso de extradición para que sea juzgado en Estados Unidos, varias manifestaciones de protestas se expresaron en distintos lugares del mundo en su defensa.

El 8 de septiembre, al día siguiente de que comenzó el juicio en el Reino UnidoAssange fue premiado por la Unión de Periodistas de RusiaEl premio “Solidaridad” es un galardón que se le otorga a ciudadanos que han mostrado valentía en la lucha por la libertad de expresión. El mismo Assange le solicitó a la organización que el premio sea entregado en su nombre a familiares de periodistas muertos en el país.

Fuente:www.cronica.com.ar

COMPARTIR:

Comentarios