PROVINCIALES

9 de marzo de 2019

Perugorría permaneció más de 25 horas sin luz debido al temporal

San Roque y Curuzú Cuatiá también fueron afectadas. En el último municipio asistieron a 50 familias inundadas. Desbordaron los arroyos.

Un temporal con intensas lluvias y fuertes vientos se registró en la jornada de ayer en Corrientes, lo que provocó inundaciones, cortes de energía e interrupción del servicio de transporte público en la capital correntina. Pero en el interior, las localidades más afectadas fueron Curuzú Cuatiá, Perugorría y San Roque, donde la lluvia comenzó el jueves por la tarde y además de los anegamientos ocasionados por la cantidad de agua caída, la violencia del viento derribó siete postes en el tendido que va de Mercedes a Perugorría, dejando a pobladores de este último municipio 27 horas sin energía. Recién ayer, pasadas las 19, se restableció el servicio. En tanto en Curuzú, el Municipio debió asistir a unas 50 familias por anegamientos en sus viviendas a raíz del desborde de arroyos. En este contexto, el periodista radial del medio San Pedro de Perugorría, Enrique “Quique” Moreira, señaló a NORTE de Corrientes: “Estuvimos 27 horas sin luz, fue un desastre. Llovió 70 mm pero no hubo inundados sólo la caída de 7 postes, entre el tendido que va desde Mariano I. Loza y Perugorría. La Dpec trabajó ayer toda el día en la línea que proviene de Mercedes y alimenta a Mariano I. Loza y Perugorría. Los postes cayeron al costado de la ruta con el viento”. Moreira agregó: “Fue un desastre porque no paraba de llover y no se podían iniciar los trabajos para recuperar el servicio”. Por otra parte, el jefe de Operaciones de Defensa Civil de la provincia, Orlando Bertoni, detalló en declaraciones a Télam que la lluvia fue intensa en cortos períodos de tiempo y la tormenta registró entre 70 y más de 100 milímetros en varias localidades. Señaló que si bien hasta el momento no hay familias evacuadas, hay barrios y zonas inundadas: “Si bien ya no llueve con tanta intensidad, la llovizna persiste y continúa vigente el alerta meteorológico”. Al respecto, Bertoni destacó que en Curuzú Cuatiá las precipitaciones superaron los 110 milímetros en pocas horas y que, por esta razón, desbordaron los arroyos Marote y Curuzú, anegando varios barrios de la localidad ubicada al sur provincial. “En San Roque llovió 100 milímetros, en Empedrado 72, en Bella Vista 77 y en la ciudad capital, 80 milímetros”, enumeró el funcionario provincial, a la vez que enfatizó que el principal problema fue “la intensidad en un corto lapso de tiempo”. s

  Fuente:www.nortecorrientes.com

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios