Lunes 30 de Noviembre de 2020

Hoy es Lunes 30 de Noviembre de 2020 y son las 04:16 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

23°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

CIUDAD DE CORRIENTES

28 de enero de 2019

Vigiladores privados formarían parte de una banda de ladrones

Son tres empleados de una agencia privada. Su labor es instalar alarmas. Están sospechados de “marcar” casas y facilitar esos datos a peligrosos delincuentes. Después venderían lo sustraído. Dos de ellos fueron sorprendidos cuando ofrecían un televisor robado.

Tres em­ple­a­dos de una agen­cia de se­gu­ri­dad pri­va­da de la ca­pi­tal de Co­rrien­tes fue­ron de­mo­ra­dos en una in­ves­ti­ga­ción po­li­cial. Es­tán sos­pe­cha­dos de for­mar par­te de una or­ga­ni­za­ción de­lic­ti­va, de­di­ca­da a ro­bar en ca­sas de fa­mi­lia. Dos de ellos re­sul­ta­ron sor­pren­di­dos cuan­do que­rí­an ven­der un te­le­vi­sor sus­tra­í­do a un ar­tis­ta cha­ma­me­ce­ro.

  Los pre­sun­tos mal­he­cho­res se­rí­an, se­gún una pes­qui­sa en­ca­mi­na­da, fa­ci­li­ta­do­res de in­for­ma­ción pa­ra que pe­li­gro­sos la­dro­nes die­ran gol­pes en vi­vien­das, en la que ellos pre­via­men­te tu­vie­ron a car­go la ins­ta­la­ción de sis­te­mas de alar­mas.
En la cau­sa ini­cia­da el do­min­go 20 de ene­ro, cuan­do se pro­du­jo el sa­queo a un do­mi­ci­lio del ba­rrio Mo­li­na Pun­ta, ha­bría va­rios pró­fu­gos: el más des­ta­ca­do es un ex­con­vic­to. A es­te se su­man al me­nos dos jó­ve­nes quie­nes, en sus ini­cios en el mun­do del ham­pa, se de­di­ca­ban a co­me­ter arre­ba­tos, de acuer­do a re­gis­tro de sus an­te­ce­den­tes.

In­for­ma­ción co­no­ci­da por épo­ca in­di­ca que un tra­ba­jo co­or­di­na­do en­tre efec­ti­vos de In­ves­ti­ga­cio­nes de la co­mi­sa­ría De­ci­mo­sép­ti­ma, de la Di­rec­ción de In­ves­ti­ga­ción Cri­mi­nal (DIC) y de la Di­rec­ción de In­ves­ti­ga­ción de De­li­tos Com­ple­jos (DIDC) arro­jó re­sul­ta­dos un tan­to ines­pe­ra­dos.

En me­dio de la pes­qui­sa por la sus­trac­ción de un acor­de­ón, un ban­do­ne­ón, te­le­vi­so­res, un ar­ma de fue­go, ro­pas, una com­pu­ta­do­ra y otros tan­tos ele­men­tos, del in­mue­ble de un in­te­gran­te del Gru­po Con­fluen­cia, des­cu­brie­ron que una de esas TV era ofre­ci­da a la ven­ta vía In­ter­net.
  En­te­ra­dos de la ma­nio­bra, los sa­bue­sos en el ano­ni­ma­to fin­gie­ron in­te­rés de com­pra. Pac­ta­ron un en­cuen­tro con el ofer­tan­te y pi­lla­ron con la ma­no en la ma­sa a dos guar­dias de se­gu­ri­dad de una em­pre­sa ca­pi­ta­li­na.
Ta­les per­so­nas es­ta­ban uni­for­ma­das e, in­clu­so, lle­va­ron el apa­ra­to elec­tró­ni­co en una ca­mio­ne­ta tam­bién con la iden­ti­fi­ca­ción de la fir­ma. “Se tra­ta­ría de em­ple­a­dos in­fie­les, que ha­cí­an es­tas co­sas con des­co­no­ci­mien­to de la agen­cia pa­ra la que tra­ba­jan”, des­li­zó una fuen­te del ca­so.

El en­cuen­tro, o sea la “tram­pa” a es­tos su­pues­tos de­lin­cuen­tes, se de­sen­vol­vió en ave­ni­da Ar­me­nia, pró­xi­mo a la se­de de AN­SES. Tras de­mo­rar a esos dos su­je­tos lle­ga­ron a un ter­ce­ro, oriun­do de San Luis del Pal­mar. To­dos ellos apa­re­cen, en prin­ci­pio, co­mo sos­pe­cho­sos de con­for­mar una red de­lic­ti­va.

Los vi­gi­la­do­res pres­ta­ron de­cla­ra­ción ba­jo la fi­gu­ra co­no­ci­da co­mo “tes­ti­go sos­pe­cho­so” y que­da­ron en li­ber­tad a la es­pe­ra de una pos­te­rior de­ci­sión ju­di­cial. Se pre­su­me que po­drí­an fi­na­li­zar im­pu­ta­dos.
  Ha­llaz­go
A par­tir de es­ta si­tua­ción se pro­du­jo el alla­na­mien­to a una ca­sa (“a­guan­ta­de­ro”) si­tua­da en el ba­rrio San Mar­ce­lo. Ese ope­ra­ti­vo su­ce­dió el miér­co­les y po­si­bi­li­tó de­jar es­cla­re­ci­dos no só­lo el ro­bo al cha­ma­me­ce­ro, si­no al me­nos tres he­chos más de los que, has­ta en­ton­ces, no ha­bía no­ve­da­des. Ha­lla­ron un cas­co de 30 mil pe­sos (sus­tra­í­do a un ve­ci­no del ba­rrio Api­pé), he­rra­mien­tas, una pi­le­ta, ce­lu­la­res, en­tre otros.

Pa­ra ma­yor sor­pre­sa de los de­tec­ti­ves, mu­chas de las co­sas se­cues­tra­das en ese si­tio eran pro­duc­to de gol­pes a vi­vien­das de fa­mi­lias, quie­nes lla­ma­ti­va­men­te ha­bí­an con­tra­ta­do ser­vi­cios de ins­ta­la­ción de alar­mas a la agen­cia de se­gu­ri­dad pa­ra la cual se de­sem­pe­ñan los “sos­pe­cho­sos”.

Una mu­jer tam­bién es­tu­vo de­mo­ra­da a par­tir del alla­na­mien­to de la se­ma­na pa­sa­da. Se­ría pa­re­ja de Fran­cis­co S., un ex­pre­si­dia­rio (sa­lió ha­ce unos me­ses en li­ber­tad con­di­cio­nal) so­bre quien aho­ra exis­te un fir­me pe­di­do de cap­tu­ra.
  Fuente:diarioepoca.com

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios