Martes 28 de Junio de 2022

Hoy es Martes 28 de Junio de 2022 y son las 16:29 -

14°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

CLIMA

24 de enero de 2018

El río amenaza a la ribera correntina y en algunos barrios hay agua en las casas

En pocas horas la creciente avanzó sobre las zonas costeras. La Tosquera e Itatí, son las zonas más comprometidos.

El Paraná llegó a los 6,22 metros ayer y a poco de alcanzar el nivel de alerta las familias que viven en los barrios linderos al río comienzan a preocuparse. Aseguran que aguantarán hasta último momento y empiezan a pensar cómo levantar sus pertenencias. Ayer NORTE de Corrientes, recorrió el barrio La Tosquera, una de las zonas que primero es afectada por las sucesivas crecientes. Allí viven familias que se dedican a la fabricación de ladrillos y a la pesca. Unas 20 viviendas ya tienen el agua dentro de sus patios y comenzaron a correr sus cosas, saben que cuando comienza a subir, el agua no da tiempo a nada. Varias de las familias viven en el lugar desde hace más de 10 años y solo en los últimos cinco debieron sufrir las consecuencias de las inundaciones en varias oportunidades. “Entre el 2015 y el 2016 el agua nos tuvo fuera de nuestras viviendas por varios meses”, recuerdan quienes viven en el barrio. Muchos han hecho sus casas en altura pero aseguran que muchas veces el agua llega igual. La realidad en el lugar preocupa y mientras miran hacia el río las familias solo esperan que la creciente se detenga antes de llegar a sus hogares. “Siempre pasa lo mismo, las autoridades vienen cuando el agua ya está arriba y nos dicen que nos tenemos que ir, pero nadie entiende que si nos vamos corremos el riesgo de que nos roben las pocas cosas que tenemos, por eso siempre nos quedamos algunos mandamos a nuestros hijos a otros lado pero siempre aguantamos acá”, explican. El camino que conecta La Tosquera con la zona conocida como la “piedra colorada”, ya está cortado, el agua lo cubrió todo. Estela, vive en el barrio Río Paraná pero desde hace cuatro años mantiene un merendero en La Tosquera donde da alimentos a las familias de la zona los martes y jueves. “Fuimos para el fondo pero ya no se puede llegar porque el agua tapó el camino”, cuenta la mujer y asegura que en la zona que está aislada viven dos familias y la única forma de ingresar es dando la vuelta por Santa Catalina. Si bien el nivel de alerta según los registros de la Prefectura Naval Argentina en el Puerto local es de 6,50 metros, los vecinos saben que el agua amenaza antes de esa altura, mientras que según el registro antes mencionado, la evacuación se da a los 7 metros. “No vamos a esperar a que el agua llegue a esa altura para levantar nuestras pertenencias, siempre el repunte del río se da por la noche y eso lo sabemos todos los que tenemos varias inundaciones acá”, explicaron los vecinos del barrio, donde los obradores ya se preparan para irse hacia zonas más altas. La situación en el barrio Itatí y Quinta Ferré es similar, allí son más las familias que viven a pocos metros del agua y saben que en cualquier momento deberán comenzar a mover sus cosas. El Centro de Integración Comunitaria (CIC) que está en la zona y la capilla Itatí, podrían volver a convertirse en centro de evacuados en caso de ser necesario.s

  Fuente:www.nortecorrientes.com

COMPARTIR:

Comentarios