22 de enero de 2018

Sospechoso de pagar rito satánico fue detenido y suman testigo clave

Es el caso de dos niños descuartizados en Brasil, quienes serían correntinos.

La investigación llevada adelante en Brasil ante un ritual satánico en el que fueron descuartizados un niño y una nena, quienes serían correntinos, tuvo un gran avance con el arresto que se concretó el fin de semana en el vecino país, de uno de los dos sospechosos de haber pagado dicho rito macabro. Asimismo las autoridades sumaron un testimonio clave, que podría lograr que las víctimas fueran identificadas, lo cual ayudaría a esclarecer el hecho aberrante.
Paulo Ademir Norbert Da Silva, de 48 años, fue detenido por la Policía Civil de Brasil durante el sábado. El sujeto estaba prófugo meses atrás, luego de que los cuerpos mutilados de los infantes fueran encontrados en el barrio Lomba Grande, de la localidad brasileña de Novo Hamburgo.

 

Este sería socio de Jair Da Silva, actualmente detenido, con quien habría encargado el ritual que, según las hipótesis, costó 25 mil reales. Además, Paulo Da Silva sería el nexo que los sujetos detenidos tenían con el encargado de llevar adelante el ritual: Sílvio Fernandes Rodrigues, también conocido como “El Brujo”, sería el responsable del templo satánico que fue allanado en el marco de la investigación y que actualmente también está preso.

Pasos pendientes
No obstante, quedarían por arrestar a otros dos prófugos: Anderson Da Silva, uno de los hijos de Jair, y Jorge Adrian Alves, un misionero que residía en Novo Hamburgo y que además, habría sido quien transportó a los infantes hacia Brasil. Debe recordarse que, días atrás, las autoridades llevaron adelante un allanamiento sobre numerosos inmuebles, entre ellos, la casa de Alves. En cercanías a esta vivienda es que fueron encontrados los cuerpos de las víctimas. El resultado de las pesquisas, en ese sentido, no habrían aportado demasiado si se tiene en cuenta que fueron hechas con la intención de hallar las cabezas de los pequeños, con la finalidad de identificarlos. Lo que trascendió de la prensa es que se hallaron restos óseos que serían de un animal. Por otro lado los investigadores, basados en los estudios genéticos hechos en los cuerpos descuartizados, sostienen que los niños (que no superaban los 12 años) eran familiares entre sí, posiblemente hermanos. No obstante, según la prensa brasileña, las autoridades sumaron un testimonio que podría ayudar a la identificación. Un albañil que asegura haber trabajado en el sitio donde se realizó el ritual, apuntó que uno de los detenidos tendría información sobre este punto. El detenido mencionado sería Márcio Miranda Brustolin. Según el obrero, este hombre lo contrató para realizar refacciones a la vivienda donde se habría realizado el ritual. En una oportunidad, el albañil habría olvidado su billetera en esa casa, por lo que volvió allí y vió a los involucrados en un semicírculo, rodeado de velas encendidas y dos niños descalzos en el medio de la ronda.
Luego de ello, Brustolín le habría dicho que encontró una cabeza humana, la cual “tiró lejos”.

Fuente:diarioepoca.com

COMPARTIR:

Comentarios