24 de noviembre de 2017

Advierten que podrían aumentar los casos sospechosos de dengue

Por el flujo turístico en vacaciones y al haber países limítrofes endémicos, estarán atentos a cada cuadro febril indefinido que se presente en los operativos. Recomiendan a los vecinos mantener el orden ambiental
y evitar automedicarse.

Esta semana realizaron desde Salud Pública un bloqueo vectorial ante un caso sospechoso de dengue en el barrio Itatí, donde también se hizo descacharrado para eliminar criaderos de mosquitos y dieron charlas para concientizar a los vecinos. En este marco, el jefe del plan de Control de Enfermedades Vectoriales, Luis Insaurralde, adelantó que por la temporada aumentarían los casos sospechosos, ya que están intensificando el control de febriles.
“La situación del barrio Itatí fue sólo un caso sospechoso y en base a eso trabajamos. Por la temporada (intercambio turístico) y al ser una provincia limítrofe con países endémicos, reforzamos las actividades y ante cualquier cuadro febril indefinido lo primero que debemos pensar es en dengue. Siempre que haya una patología sospechosa, se hará descacharrado. Más allá de las situaciones que vayan surgiendo, ya estamos trabajando en el ordenamiento ambiental para prevenir la presencia del vector”, explicó ayer Insaurralde a El Litoral.

  Comentó que “en otros barrios también se presentaron casos sospechosos, ya se descartaron y se trabajó al respecto”. “El caso del barrio Itatí no tuvo ninguna particularidad, así se trabaja cuando se presenta un caso sospechoso. Hace tres semanas realizamos las mismas actividades en el barrio Antártida Argentina”, recordó.
“Estamos en una época donde ante toda persona con cuadro febril indefinido debemos sospechar que es dengue. Es en la primera patología en la que tenemos que pensar, sobre todo teniendo en cuenta que hay países limítrofes que no cesaron de tener personas infectadas. Lo primero que se hace es trabajar en el diagnóstico y luego en el ordenamiento ambiental y la concientización en el barrio”, indicó. 
En este sentido, ratificó que “sí, se pueden presentar más casos sospechosos justamente por este contexto”. 
Desde Salud Pública hacen estas tareas por semana en tres barrios capitalinos, esto también depende del tamaño de los mismos y de las condiciones meteorológicas. En la jornada de ayer finalizaron las actividades en el Itatí, hoy terminarán en el Arazaty y darán aviso en el Quilmes del operativo del próximo lunes. 
“En el interior provincial se maneja de la misma manera, la provincia está dividida por coordinadores regionales y son ellos quienes notifican las tareas que realizan en este sentido”, dijo.
Por otra parte, remarcó que estas acciones se llevan durante todo el año en el marco de los trabajos de prevención de las enfermedades vectoriales (dengue, zika y chikungunya). También, desde Salud recuerdan que los técnicos están debidamente identificados,   previamente recorren la zona informando a los vecinos el horario y los días en que deben sacar los elementos en desuso capaces de contener agua.
Las recomendaciones son: eliminar todos los depósitos y recipientes que puedan acumular agua; usar repelente, espirales y telas mosquiteras; cambiar a diario el agua de los floreros y bebederos de animales; no tirar basura en calles y baldíos; evitar la acumulación de latas, botellas y neumáticos; en caso de tener fiebre, dolor detrás de los ojos, de cabeza, de músculos, articulaciones, náuseas o vómitos, consultar al médico de manera inmediata y no automedicarse. 
  Fuente:www.ellitoral.com.ar    

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios