21 de noviembre de 2017

Reformas, bajo la lupa legislativa

Además del Congreso nacional, la Legislatura provincial deberá ocuparse de la parte pertinente. Colombi admitió que "es difícil ser oficialista".

El Congreso nacional tiene que hacer ahora lo que le asigna la división de poderes: transformar en ley el acuerdo fiscal que el Gobierno nacional y las provincias suscribieron la semana pasada. También las legislaturas provinciales tendrán que hacer su parte pertinente, como lo indicaba ayer una fuente legislativa local consultada por EL LIBERTADOR.

En el plano provincial, el debate podría darse, por ejemplo, cuando haya que producir cambios en el régimen impositivo de Ingresos Brutos o Sellos. O si se pretendiera alguna modificación al sistema previsional correntino.  Lo que no estaba muy estudiado por algunos legisladores es si corresponde un aval de la Legislatura local al acuerdo Nación-provincias. "Supongo que sí, por la renuncia a los juicios (de la Provincia ante la Nación)", anticipaba la fuente consultada. El gobernador Ricardo Colombi expresó sugestivamente en las últimas horas que por momentos "resulta difícil ser oficialista porque hay que defender cuestiones que no acordás en su totalidad". Algunos medios nacionales aseguraban ayer que el paso legislativo provincial era absolutamente necesario, y ya auguraban algunas discusiones fuertes. "No será una senda sencilla: en filas de las oposiciones locales ya brotaron voces críticas, que advierten que quieren analizar con lupa el impacto de las reformas del acuerdo entre Mauricio Macri y las provincias y ya exigen el paso por el recinto de los ministros de Economía para desmenuzar la letra chica", indicaba ayer el matutino Ámbito Financiero. Por eso ilustraba con el caso de algunos mandatarios -como el entrerriano Gustavo Bordet y la catamarqueña Lucía Corpacci-, que no descartaban convocar a extraordinarias para acelerar los tiempos para avalar el texto.  El Pacto Fiscal suscripto la semana pasada sostiene que Nación, las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Caba) tienen 30 días para elevar a "sus Poderes Legislativos proyectos para aprobar este Consenso, modificar las leyes necesarias para cumplirlo y autorizar a los Ejecutivos para dictar normas a tal fin". Poco después del acto cumbre del jueves último entre el Presidente y los gobernadores, el ministro de Hacienda y Finanzas de Corrientes, Enrique Vaz Torres se mostró optimista, al considerar que "con estas herramientas, vamos a avanzar firmes a resolver los problemas del país y especialmente las discusiones que se vienen de la Coparticipación Federal. Como paso previo, era necesario la reforma tributaria y la ley de responsabilidad fiscal, más el problema de las cuestiones previsionales de las cajas no transferidas que se va zanjando con este acuerdo". Vaz Torres destacó que empezó a transitarse un camino "a partir de un esquema que permitirá salir del déficit fiscal (a nivel país) con gradualismo y responsabilidad respecto del costo social". El jefe de la cartera económica afirmó que este proceso revierte una situación de inequidad y que se trata de un entendimiento en beneficio de todos, donde las partes cedieron para ir resolviendo los distintos problemas estructurales que impiden el crecimiento". "Entre los principales puntos del acuerdo, se elimina el riesgo de que -ante un fallo de la Corte Suprema a favor de Buenos Aires por el Fondo del Conurbano- Corrientes pierda 4.500 millones de pesos por año, de acá en adelante", señaló el Ministro correntino. "Se avanza en la aprobación de la ley de responsabilidad fiscal, haciendo extensivo a Nación, Provincia y municipios. Se coparticipa la ley de revalúo impositivo (a determinar el monto). Se elimina la conflictividad por la armonización de las cajas provinciales no transferidas y se automatiza las transferencias de los desequilibrios", continuó describiendo el titular de Hacienda y Finanzas de Corrientes. Destacó que "otro punto es que se recibe un bono nacional que a Corrientes le permitirá, entre otras cosas, la cancelación de deudas con Nación".
"Todos tuvimos que ceder" En torno a la cuestión del Pacto Fiscal, uno de los protagonistas directos de aquella cumbre, el propio gobernador Ricardo Colombi, manifestó en declaraciones periodísticas que "todos tuvimos que ceder algo", y agregó que "lo importante es que esto se dio en un marco muy importante de consenso y diálogo, cosa que antes no había" e insistió con decir "nos juntamos los 23 gobernadores a decirle al Presidente en qué no estábamos de acuerdo, fue algo inédito. Ha primado el interés nacional". Aunque celebró el acuerdo, reiteró su concepto de que no fue fácil porque "fueron discusiones largas, de alto contenido, un debate intenso. Eran 23 realidades diferentes". En declaraciones a la agencia Télam, el Gobernador correntino no rechazó responder sobre las propuestas de cambios en la legislación del trabajo o previsional sobre los cuales expresó: "La reforma laboral tiene mucho que ver con marcar el camino a un país diferente", dijo. Al insistir en su posición de que con el acuerdo alcanzado es el primer paso de un camino de transformaciones, Colombi manifestó que "esto no termina acá, es el inicio, hay que seguir construyendo un país mucho más federal".    ASIMETRÍAS TARIFARIAS   Respecto de cómo quedará la distribución de fondos después del reconocimiento al reclamo de la gobernadora María Eugenia Vidal, expresó: "Estoy de acuerdo con los beneficios que consiguió la Provincia de Buenos Aires, ahora hay otras 22 realidades que deben ser contempladas porque todavía hay asimetrías". En ese tren reclamó "terminar con las diferencias tarifarias donde la Capital y la Provincia de Buenos Aires tienen subsidios que no tenemos nosotros. En Corrientes un tubo de gas de 45 kilogramos vale 2.500 pesos. ¿Cuánto tienen que consumir en Buenos Aires para pagar esa cantidad de plata por el servicio de gas?". Agregó que "los precios del combustible siguen siendo diferenciales. En el Norte lo pagamos mucho más caro, por flete y transporte. No es fácil producir a 1.000 kilómetros del puerto de Buenos Aires. Pero este fue el inicio para profundizar el país federal que queremos". Consideró que no es fácil ser oficialista en una discusión de esta naturaleza, al tiempo que elogió al gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, respecto de quien reconoció que "tuvo un discurso muy reconfortante. Con su hombría y su valor nos felicitó a los tres gobernadores de Cambiemos por acompañar la propuesta del Gobierno y ser partícipes desde el principio. Y resaltó lo difícil que es ser oficialista, porque hay que defender cuestiones que no acordás en su totalidad".   Fuente: www.diarioellibertador.com.ar

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios