Lunes 26 de Octubre de 2020

Hoy es Lunes 26 de Octubre de 2020 y son las 09:28 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • 21.1º
  • Nublado
  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

OPINIÓN

2 de febrero de 2017

Cuando el Parkinson te sorprende y te cambia la vida

A los 40 años me diagnosticaron mal de Parkinson. En ese entonces vivía en el interior, en La Cruz, Corrientes. Hablando con mi hermano, el popular y conocido “Batata” Pozzi me dijo “venite a vivir a Corrientes”. Tuve la suerte y agradezco a mucha gente que me ayudó, de trasladarme a Capital para comenzar mi tratamiento. Pero, desgraciadamente, a las dos semanas falleció por un ACV. En ese momento me di cuenta que el Parkinson no era tan grave como pensaba. Yo sí tenía una oportunidad de continuar con vida.
Por:María Teresa Pozzi Espasandin (*) Especial para época

Entonces se me vino el mundo abajo, se me desmoronó todo. Gracias a Dios, me encontré con un grupo excelente, Daniel, Roberto, entre otros, que me ayudan a sobrellevar la enfermedad y mi familia que me apoya constantemente para que no decaiga.

Agradezco a las personas de mi trabajo, ya que son muy tolerantes conmigo. Es fundamental rodearte con personas humanas que te ayuden a sobrellevar la enfermedad.

Gracias a Dios me encanta el deporte, siempre lo hice y ahora con más razón. Disfruto mucho jugar al tenis de mesa, empecé con el grupo de la Fundación Vamos Juntos Parkinson en el 2015, juego semanalmente en el Regatas y Albergue deportivo, esto me llevó a jugar torneos a nivel nacional.

Disfruto mucho jugar al tenis de mesa, empecé con el grupo de la Fundación Vamos Juntos Parkinson en el 2015.

Disfruto mucho jugar al tenis de mesa, empecé con el grupo de la Fundación Vamos Juntos Parkinson en el 2015.

Practico baile, yoga, natación, bicicleta, pesca, voy variando la gimnasia para mantenerme siempre activa.

Incorporé la música. Cuando mi cuerpo no responde como debiera, toco un instrumento musical que traje de Salta, el sicu, e interpreto alguna que otra melodía (muy pocas).

Hago kinesiología dos a tres veces a la semana, esto me ayuda muchísimo para estar menos rígida y con menos dolores musculares.

Cuento con la suerte de tener una hermana viviendo en Chajarí, lo que me permite poder disfrutar de las termas, ya que con el CUD, o certificado único de discapacidad, son gratuitas.

Cuando te diagnostican una enfermedad como Parkinson, uno siente que la vida se termina, pero hoy en día puedo decir que a mí, el Parkinson me modificó: tengo días buenos y días malos… como todos. Haciendo una vida tranquila, consultando siempre a tu neurólogo, tomando la medicación, haciendo terapia, kinesiología y gimnasia se puede tener una buena calidad de vida.

Cuando te diagnostican una enfermedad como Parkinson, uno siente que la vida se termina. Pero con una vida tranquila, consultando siempre a tu neurólogo, tomando la medicación, haciendo terapia, kinesiología y gimnasia se puede tener una buena calidad de vida.

Cuando te diagnostican una enfermedad como Parkinson, uno siente que la vida se termina. Pero con una vida tranquila, consultando siempre a tu neurólogo, tomando la medicación, haciendo terapia, kinesiología y gimnasia se puede tener una buena calidad de vida.

 

  •    

     

 
  • .
  •  


 

 
Z

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

OPINIÓN
Dialécticas

Comentarios