Viernes 7 de Octubre de 2022

Hoy es Viernes 7 de Octubre de 2022 y son las 02:08 -

14°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

1 de diciembre de 2016

Apuñaló a su novia, está prófugo y temen que vuelva para matarla

Días atrás, una joven de 18 años, domiciliada en el barrio Galván, fue atacada con un cuchillo por su propio novio y si bien ya se recuperó de las heridas sus familiares temen que el agresor, quien se haya prófugo, vuelva para matarla.

La víctima se llama Magalí Cuenca (18) y ayer organizaciones sociales y movimientos de mujeres se congregaron en la plaza 25 de Mayo para denunciar que la seguridad de la chica está en peligro y denunciaron ante la Comisaría de la Mujer y el Menor a Alfredo Ezequiel Aguirre, quien se halla prófugo desde el día del ataque. El hecho de violencia sucedió el viernes pasado cuando en el país se recordaba el Día Internacional contra la Violencia de Género. Cerca de las 5, en la casa materna de Aguirre, éste atacó con un cuchillo a Magalí y le produjo siete puñaladas que afortunadamente no le causaron daños mayores. La joven fue internada en el hospital Vidal donde permaneció el fin de semana y tras ser dada de alta, su familia solicitó ayuda porque Aguirre permanece prófugo de la Justicia y temen que vuelva a buscarla para agredirla.   ESTÁ EN EL BARRIO   Cecilia Segovia, mamá de Magalí, aseguró que el agresor de su hija está escondido en el barrio y temen que la ataque nuevamente. "Mi hija está con antibióticos, está mejor de las heridas, pero es todo muy doloroso para mí. Vivimos en el mismo barrio que él: le llevan a una iglesia y dicen que él está loco, hay personas que lo cubren", comentó angustiada Cecilia. Según la mujer, su hija "tiene como siete heridas: una en el pecho, dos en el cuello, dos en la mano, y una en el rostro que va desde el labio hasta la pera". "Evidentemente la quería matar", precisó. "Desde que la trajeron al hospital nadie más dio la cara, la única que nos ayudó fue la tía del muchacho. Tenemos miedo de que venga a hacerle algo, porque estamos todos en el mismo barrio, sentimos que se burla de nosotros porque la Policía no lo puede agarrar", manifestó. Según trascendió: "La pareja llevaba junta unos 3 años aproximadamente y en ese período se habrían dado otros hechos de violencia que la chica no se animó a contar". "Pedimos que lo encierren porque hay gente que lo está escondiendo. Está hecha la denuncia, todo, pero la Policía no lo busca, la Comisaría Segunda no tiene una orden para entrar y sacarlo de su casa. Su mamá también se esconde, no da la cara", concluyó.   Fuente:www.diarioellibertador.com.ar

COMPARTIR:

Comentarios