Miércoles 1 de Diciembre de 2021

Hoy es Miércoles 1 de Diciembre de 2021 y son las 19:06 ULTIMOS TITULOS:

28.7°


15 de octubre de 2016

Ricardo Colombi, en sus trece

UN HOMBRE INFLUYENTE. El Ministro de Hacienda, casi siempre, sobre el final logra dar su impronta a los temas más álgidos del Gobierno. Cuando pareciera que sus posiciones han quedado postergadas, de pronto un cambio de viento lo vuelve a reposiciones logrando casi siempre el aval del mandatario provincial, al que le gusta adoptar posiciones no ridiculizadas como un rasgo distintivo de su personalidad. Quizás Vaz Torres, "el primero de la mañana", como le dicen porque es quien aguarda al Gobernador a su llegada, lleva la ventaja de poder desarrollar sus líneas argumentales antes que nadie.

En medio de la renovada disputa entre el Gobierno provincial y el Municipio de la Capital en torno al convenio de Ioscor (ver página 5), fuentes oficiales señalaron que la visión desde el Gobierno parte del hecho que la propia parte reclamante, esto es la Intendencia de la Capital, ha aceptado que sea el Poder Ejecutivo quien pueda homologar o no el convenio suscripto en el ámbito del Superior Tribunal.

Para el oficialismo, desde el momento en que se ha puesto en manos del Gobernador la ratificación del convenio, ello supone que le queda la posibilidad de homologarlo o no, conforme a los criterios de oportunidad y conveniencia que son parte de la valoración que le cabe al Poder Ejecutivo antes de decidir. Éste no pareciera ser el criterio de la Comuna capitalina, que ve la cuestión como una formalidad.  Esta visión no es compartida desde la esquina de 25 de Mayo y Salta, siendo notorio el crecimiento de la influencia del ministro de Hacienda, Enrique Vaz Torres, exponente de la llamada línea dura del Gobierno que en los últimos días se ha impuesto claramente sobre el ala moderadora que encarna Carlos Vignolo, el principal interlocutor del Gobierno junto con el fiscal de Estado, Carlos Pila con el Municipio.  Colombi, expectante hace su juego. Maneja los resortes de poder y los tiempos. Mira de reojo el trámite de la reforma y no oculta su malestar por lo que considera acuerdos no cumplidos por Fabián Ríos relacionados con la reforma. En el medio, un Superior Tribunal con demasiadas internas que quizás se moderen a partir del momento en que se decida quién comandará el Tribunal el año venidero. Guillermo Semhan, que seguirá en Panamá por varios días más, intentará su sexta reelección. Hoy sigue siendo el favorito, pero dista de ser el candidato natural, aunque está claro que dista de tener el poder dentro de la cúspide tribunalicia.  Los temas en el Superior se resuelven uno por uno. Las alianzas son coyunturales y volátiles. Lejos está de haber una mayoría automática como la hubo en tiempos pasados.   Fuente:www.diarioellibertador.com.ar

COMPARTIR:

Comentarios