Sábado 21 de Mayo de 2022

Hoy es Sábado 21 de Mayo de 2022 y son las 08:58 -

8.9°

EL TIEMPO EN LA CRUZ

22 de agosto de 2016

En carnicerías barriales los cortes ya subieron un 6% en los últimos dos meses

Comerciantes advirtieron que los incrementos se deben a la época invernal, y que esto sigue mermando las ventas. El pollo siguió la misma tendencia en las últimas semanas y esperan que los importes bajen recién en octubre.

Desde algunos comercios barriales advirtieron que el precio de los cortes de carne vacuna subió alrededor de un 6% en los últimos dos meses, y esto trajo consigo una baja en las ventas. El pollo también tuvo un incremento del 20% aproximadamente, y aducen que los importes bajarán recién para octubre, por una cuestión estacional.
Junio y julio fueron los meses en donde la carne registró un aumento importante en su precio, debido al invierno y a las lluvias. Es que la cría del animal se torna más compleja en la zona, y por ello los frigoríficos deben recurrir a adquirir las piezas de otros lugares.
Los vendedores estimaban que dicha suba provocó que las ventas bajen en un 15% aproximadamente, especialmente en las carnicerías del centro de la ciudad. Si bien en estas tiendas los cortes son más caros, la merma en la comercialización fue igual para todos.
En ese marco, en algunas carnicerías barriales también volvieron a advertir subas en las últimas semanas, las que estiman que están alrededor del 6% durante los últimos dos meses. En la zona comercial del barrio 1.536 Viviendas, la mayoría de los comerciantes sostuvo que esto intensificó la baja en las ventas que se viene dando desde principios de año.
“La venta de carne bajó bastante por el tema de la suba del precio, en lo que va del mes pasado y este mes los cortes aumentaron como tres o cuatro veces, alrededor de un 6% más o menos. Venimos bastante en baja con esto”, comentó a El Litoral el encargado de una de las carnicerías del área.
De la misma forma se pronunció el vendedor de otro de los comercios del rubro que operan en el barrio, y agregó que “esto viene desde el año pasado ya. Si bien es normal en esta época que los precios suban, los fuertes aumentos que tuvimos a principios de año influyeron en que se venda menos”.
La época invernal es la causa de los incrementos, ya que según el empresario consultado “no se consiguen animales buenos en la zona y tienen que traerlos de otros lugares”. Si bien estimó que “para octubre, cuando ya empieza a haber animales en la zona, el precio empezará a bajar, después suben otra vez con las fiestas (de fin de año), y a la gente no le alcanza”.
El precio del kilogramo de asado ronda los 90 pesos en la zona de las mil viviendas, mientras que en barrios más alejados del centro pueden encontrarse a menor número. La diferencia se marca con las carnicerías céntricas y los supermercados, en donde el kilo del mismo corte asciende a los $100 en promedio, sobre todo en los fines de semana.

Alternativas
Con el precio de la carne vacuna por las nubes, los comerciantes del sector buscan apostar a las alternativas que surgieron en los últimos meses como el pollo y el cerdo. 
Muchas familias se volcaron al consumo de estos cortes por ser más económicos, pero de todas maneras desde los negocios sostienen que aún no se puede hablar de algo común.
“El cerdo es lo que más o menos se está manteniendo como la opción más vendida, pero igual la gente no se acostumbra, se consume un poco más de pollo y cerdo pero la carne sigue siendo la preferida. Por ahí si no hay plata hacen un esfuerzo y compran igual”, relataron.
En ese sentido, informaron que el pollo también registró una suba en las últimas semanas, más precisamente de un 20%, teniendo en cuenta que antes los comerciantes adquirían el cajón a 450 pesos. El mes pasado algunos comerciantes habían señalado a este medio que en los últimos años el pollo fue ganando terreno en las góndolas, aunque esto no repercutió en pos de mejorar la rentabilidad del sector.
Inclusive el cajón había llegado a los 650 pesos durante octubre del año pasado, pero luego dicho importe fue disminuyendo.
A esto se le suma una cantidad cada vez mayor de puesteros que comercializan las presas cocinadas en las calles. Los precios aquí rondan entre los 90 y los 110 pesos, y los más caros incluyen guarnición, como ensaladas o mandioca.

 

Fuente:www.ellitoral.com.ar



COMPARTIR:

Comentarios