Sábado 27 de Noviembre de 2021

Hoy es Sábado 27 de Noviembre de 2021 y son las 12:34 ULTIMOS TITULOS:

28.5°


PROVINCIALES

13 de diciembre de 2018

La Unne aprobó un protocolo para casos de discriminación y violencia de género

El Consejo Superior votó a favor de esta herramienta institucional. Entrará en vigencia en junio de 2019. Será también para orientación sexual.

En la última reunión de la máxima autoridad de la Universidad Nacional del Nordeste (Unne), se avanzó ayer con la aprobación del Protocolo de Intervención Institucional ante situaciones de Discriminación y Violencia de Género u Orientación Sexual, que entrará en vigencia en junio de 2019, después de que se establezcan los parámetros de aplicación. Esta iniciativa que surgió ante distintos casos de denuncias de estudiantes, fue cobrando forma y se transformó en un proyecto de trabajo que se elaboró y analizó durante todo este año y finalmente ayer se dio el visto bueno. “Es importante que tengamos en la universidad una herramienta y estrategia concreta para el tratamiento de estas problemáticas, enmarcadas en una política que venimos llevando a nivel institucional”, dijo la rectora, Delfina Veiravé. “Esto es sumamente importante, estamos justamente en un contexto en el que se han dado situaciones recientes de denuncias respecto a este tema”, señaló también la rectora con relación a las últimas noticias y manifestaciones públicas relacionadas con casos de violencia de género a nivel nacional. Además, recordó que el Consejo aprobó en 2016 un plan de trabajo y una declaración institucional de que la universidad es una institución libre de violencia de género y de discriminación por diversidades sexuales. Se recordó además, que el objetivo era poder contar un protocolo que tuviera el aporte y el aval de los distintos sectores que conforman la Unne, e incluso de sectores externos a la universidad que puedan contribuir a lograr la mejor herramienta posible de prevención y abordaje de la temática. Durante las reuniones de trabajo, se estableció que la idea es que a través del protocolo se proyecten acciones complementarias para crear conciencia en la comunidad “e ir aportando a un cambio cultural respecto a la situación actual frente a la discriminación y violencia de género o por orientación sexual”. El sector no docente celebró la decisión de avanzar en el tratamiento del proyecto y comentaron que es una temática que cada vez se va visibilizando más entre el personal de la universidad, lo que permitirá sin duda su mejor abordaje.s

  Fuente:www.nortecorrientes.com

COMPARTIR:

Comentarios