El sindicalismo intentará saltear el cerco teórico del 30% establecido por el Gobierno para la discusión este jueves en el Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil, y rechazará cualquier intento de debatir descuentos de sueldo o limita­ciones al derecho de huelga, como adelantó este diario.

El organismo que reúne a empresarios y gremialistas -en esta ocasión, por primera vez estarán representadas las cinco centrales obreras- se reunirá desde la mañana en el Minis­terio de Trabajo, en donde también definirá una suba ex­traordinaria del subsidio por desempleo prevista del monto actual de $400 a más de $3.000.

En tanto que los 16 lugares para empresarios serán ocupa­dos por entidades como la Unión Industrial, las cámaras de Comercio y de la Construcción, el agro y las finanzas.

Mientras la administración de Mauricio Macri prevé para la discusión de fondo un aumento del piso salarial de los actuales $6.060 a cerca de $8.000 en dos etapas, desde las centrales obreras adelantaron que intentarán empujar ese ajuste a un rango de entre 35 y 40 por ciento, de modo tal de estirar el monto a entre 8.200 y 8.500 pesos. El salario mínimo tiene un impacto directo sobre menos de 200 mil trabajadores no alcanzados por convenios colectivos, pero en forma mediata -aseguran los funcionarios- opera como eventual referencia para los planteos de ajustes. s

Fuente:www.nortecorrientes.com

Compartir

Comentarios