En dos casos muy parecidos ocurridos de noche, un par de “motochorros” interceptaron a un hombre y a una mujer. Les apuntaron a la cara con armas de fuego. “Dame la moto o te quemo”, dijeron a una víctima. Otro vehículo fue sustraído de la planta baja de un edificio.

Al me­nos tres mo­to­ci­cle­tas fue­ron ro­ba­das en la ciu­dad de Co­rrien­tes, dos de ellas de par­te de mal­vi­vien­tes ar­ma­dos con pis­to­las, quie­nes ame­na­za­ron de muer­te a un hom­bre y a una mu­jer mien­tras les apun­ta­ban a la ca­ra.
Si bien to­dos los de­li­tos tu­vie­ron una par­ti­cu­la­ri­dad, pues­to que fue­ron co­me­ti­dos a la no­che, se re­gis­tra­ron en dis­tin­tos ba­rrios.
El pri­me­ro de los epi­so­dios tu­vo co­mo víc­ti­ma a un jo­ven de 24 años. Mien­tras cir­cu­la­ba a eso de las 22 en una Hon­da Twis­ter a su pa­so se cru­za­ron los ocu­pan­tes de otras dos mo­to­ci­cle­tas en la in­ter­sec­ción de Ibe­rá e Igar­zá­bal, en el ba­rrio Juan XXIII.
Sor­pren­di­do an­te se­me­jan­te ac­ción, el mu­cha­cho no tu­vo otra op­ción que fre­nar y que­dar a mer­ced de los “mo­to­cho­rros”, uno de los cua­les des­cen­dió y ex­hi­bió un ar­ma de fue­go mien­tras le de­cía “ba­ja­te de la mo­to o te que­mo”.
Le­jos de ofre­cer re­sis­ten­cia, la víc­ti­ma na­da más ati­nó a ob­ser­var có­mo los la­dro­nes es­ca­pa­ban en los tres ve­hí­cu­los. Lue­go lo­gró aler­tar a la Po­li­cía y ra­di­car la de­nun­cia co­rres­pon­dien­te en la co­mi­sa­ría Sép­ti­ma.
Un se­gun­do he­cho, bas­tan­te pa­re­ci­do, afec­tó a una mu­jer de 37 años cuan­do es­ta­ba con su ve­hí­cu­lo, una Gue­rre­ro 110, en ca­lle Neu­quén al 1300, en­tre Li­san­dro Se­go­via y Var­gas Gó­mez, del ba­rrio Luz y Fuer­za.
Los ocu­pan­tes de una mo­to ne­gra se acer­ca­ron a ella y en el mo­men­to que la vie­ron des­pro­te­gi­da de­ci­die­ron in­ti­mi­dar­la con un ar­ma de fue­go.
Muy asus­ta­da la mu­jer ba­jó de la mo­to, re­tro­ce­dió y tra­tó de ale­jar­se de los mal­vi­vien­tes que hu­ye­ron con ra­pi­dez en sen­ti­do al ba­rrio Pío X. Ocu­rrió cer­ca de las 22:30.
La dam­ni­fi­ca­da so­li­ci­tó ayu­da a la Po­li­cía y tam­bién de­jó asen­ta­da la de­nun­cia en la co­mi­sa­ría Sép­ti­ma.
Los au­to­res de am­bos ca­sos apa­ren­te­men­te eran jó­ve­nes que de­mos­tra­ron es­tar “bas­tan­te ju­ga­dos” con esa mo­da­li­dad de ro­bo en la vía pú­bli­ca.
Co­mo por­ta­ban ar­mas de fue­go de grue­so ca­li­bre son con­si­de­ra­dos co­mo “muy pe­li­gro­sos”.

Re­cu­pe­ra­da
El pro­pie­ta­rio de una mo­to­ci­cle­ta Hon­da Twis­ter 250 ro­ba­da el do­min­go a la no­che en el ba­rrio San Je­ró­ni­mo de la ciu­dad de Co­rrien­tes ini­ció una cru­za­da a tra­vés de las re­des so­cia­les en pro­cu­ra de en­con­trar su ve­hí­cu­lo. La Po­li­cía lo­gró re­cu­pe­rar­lo al ca­bo de una in­ves­ti­ga­ción.
Mien­tras par­ti­ci­pa­ba de una reu­nión en el se­gun­do pi­so de un edi­fi­cio en la plan­ta ba­ja (pró­xi­mo a la ave­ni­da La­pri­da) la­dro­nes apro­ve­cha­ron a sus­tra­er la mo­to sin ser ad­ver­ti­dos.
El ro­da­do de co­lor ro­jo y vi­vos gri­ses te­nía co­lo­ca­da la pa­ten­te IEK-­390.

Fuente:diarioepoca.com

Compartir

Comentarios