CONSUMO   24 de abril de 2015

Garrafas: hay más demanda y aumentaron las de 45 kilos

Por el descenso progresivo de la temperatura, la venta de gas aumenta en todos los puntos de venta, según señalan desde las distribuidoras. Los cilindros más grandes subieron de precio, pero aseguran que el incremento no tiene que ver con la quita de los subsidios a la producción.

Durante las últimas semanas la demanda de garrafas de distintos tamaños aumentó, tanto en las distribuidoras de gas como en los diferentes puntos de venta de la ciudad. Pese a los nuevos precios de comercialización, señalan que la venta se incrementa por el progresivo descenso de la temperatura.  Además de los nuevos valores que rigen para las garrafas de 10 kilos, cuya producción estaba subsidiada hasta el mes pasado, también se registraron incrementos en otros productos. Los envases de 45 kilos tuvieron un ajuste y su precio supera los 500 pesos.  A partir del 1 de abril, las empresas fraccionadoras de gas dejaron de recibir los subsidios que cobraban por parte del Estado nacional para la comercialización a bajo costo de las garrafas de 10 kilos en las provincias que no tienen acceso a la red de gas natural. Desde ese entonces rigen nuevos valores, que según señalan los empresarios, se respetan en la mayoría de los puntos de venta.  Desde Amarilla Gas informaron ayer a El Litoral que actualmente rigen 3 valores para la venta de garrafas de 10 kilos: 53 pesos en la planta envasadora, 87 pesos en los depósitos y 97 pesos para el reparto a domicilio.  “La demanda de los clientes es la misma desde que se implementó el sistema y al igual que todos los años, en esta época la venta aumenta porque baja la temperatura y se usa más gas”, señaló el gerente de la firma, Jorge Litvak, en diálogo con El Litoral.  Las garrafas de 10 kilos no son las únicas que modificaron sus precios de venta en las últimas semanas. Los tubos de 45 kilos, que se utilizan generalmente en el rubro gastronómico y otros establecimientos comerciales, también aumentaron y pasaron de 500 a 530 pesos. El ajuste, aseguró Litvak, no tiene nada que ver con la interrupción del subsidio a las fraccionadoras de gas y tiene que ver con el incremento de los costos de producción. Los demás valores de los productos, como el gas a granel que se distribuye a industrias o edificios, se mantienen sin variaciones.   Sobreprecios Aunque en las distribuidoras de GLP se respetan los precios de venta establecidos a nivel nacional, otras bocas de expendio no están respetando los valores máximos impuestos.  En algunos barrios las garrafas de 10 kilos superan ampliamente los 100 pesos, según denuncias que realizan los vecinos.  El problema se registra principalmente en las zonas más alejadas de la ciudad. De acuerdo a la reglamentación vigente en todo el país, las garrafas no pueden cobrarse más de 97 pesos y los comercios que las vendan por encima de ese precio, pueden ser sancionados y hasta clausurados.    Fuente:www.ellitoral.com.ar

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios