Muchas de las quejas provienen de usuarios que viven en barrios periféricos de la ciudad. Algunos ciudadanos no pueden acceder al beneficio del Programa Hogar porque no tienen Cuil o DNI.

El defensor de los vecinos informó ayer a El Litoral que desde que se aplicó el Programa Hogar para subsidiar el gas en garrafa, reciben constantes denuncias de sobreprecio del producto y “sólo en la jornada de ayer recibimos 150 llamadas”, destacó Javier Rodríguez, quien agregó que los casos tienen origen en los barrios periféricos de la ciudad y el interior provincial.  Los kioscos, por su parte, se justifican asegurando que los mayoristas les imponen valores tan altos que los obligan  a aumentar los suyos. “Pero la gente, que es el último eslabón de la cadena, termina pagando entre $120 y $150 por una garrafa de 10 kilos”, agregó Rodríguez. Además algunas familias no pueden acceder al beneficio ya que no tienen Cuil, documentos y otros papeles que deben presentar. Al respecto, el defensor de los vecinos advirtió que “son cuestiones que el programa no contempló pero vamos a colaborar para que se solucione rápidamente a fin de que el beneficio llegue a la mayor cantidad de ciudadanos”. Rodríguez se reunió con Franco Cáceres (gestor del Programa Hogar) y definieron mecanismos de colaboración para prevenir incrementos injustificados. “Si bien hay un inspector que trabaja para prevenir las irregularidades, la cantidad de negocios minoristas en una ciudad tan grande, es mayor a los miembros del equipo; por lo tanto nos pondremos a disposición para trabajar con la Defensoría de la provincia y controlar en conjunto”.   Fuente:www.ellitoral.com.ar

Compartir

Comentarios