El intendente de la ciudad dijo que colaborarán con las inspecciones en los comercios que vendan las garrafas más caras de lo previsto en el Plan Hogar. La titular del área provincial confirmó que las recorridas comenzarán el lunes. Consumidores pagan hasta $180 por tubos de 10 kilos que deben venderse a $97.

El anuncio del programa Hogares con Garrafa trajo varias repercusiones y también consecuencias en el bolsillo del consumidor quien hoy paga hasta 180 la garrafa de 10 kilos en el interior de la provincia de Corrientes, y en Capital no se alejan de este monto. Si bien no deberían pagar más de 97 pesos, varios comercios minoristas y kioscos aprovechan la necesidad de las familias y cobran el precio que ellos mismos colocan según su criterio. Por esta situación, que denunciaron en varios medios los consumidores desde el 1 de abril, fecha que se dejaba de vender la garrafa social, desde la Defensoría del Consumidor de la Provincia y la Municipalidad de Corrientes, harán los controles que puedan alcanzar desde su órbita.  “Vamos a intervenir en todo lo que integra la cadena de comercialización, más allá del ente de aplicación por la ley que regula el GNC. No podemos estar exentos de lo que sucede y nos corresponde actuar al respecto. Vamos a controlar desde kioscos, minoristas y distribuidoras”, dijo a Radio Dos Lucía Centurión, titular de la Subsecretaria de Defensa del Consumidor y Usuario de la Provincia de Corrientes. En este marco, comentó que “se están terminando de labrar las actas específicas para los controles”. “Salió con mucha publicidad el programa, pero en realidad todavía hay una anarquía con el precio, nadie sabe el precio final; en Corrientes estamos viendo esta situación porque en el interior cobran desde 150 a 180 la garrafa de 10 kilos”, indicó Centurión.  “Se está terminando de labrar el acta específica, se harán los controles, la sanción y se informará al organismo correspondiente. Ningún organismo tiene el personal suficiente para la cantidad de comercios que existen solo en Capital, por es necesario el trabajo en conjunto; todos tenemos la responsabilidad de ayudar y controlar los comercios que exceden el precio máximo establecido”, sostuvo.  Por su parte, el intendente Fabián Ríos aseguró que “se va a colaborar con las tareas de inspección”. Carlos Cánepa, Director General de Control e Inspección de la Comuna, dijo ayer a El Litoral que “se puede controlar qué comercios tienen habilitación de Bomberos para vender garrafas”. “Donde nos digan que un comercio vende a más de 97 pesos vamos a estar, desde el día lunes vamos recorrer la calle para controlar el monto de las garrafas en todos los comercios”, aseguró Centurión.    Fuente:www.ellitoral.com.ar

Compartir

Comentarios