Murió el sábado, a los 82 años, en el hospital zonal goyano. Ayer, monseñor Ricardo Faifer lo despidió en el Santuario de Santa Lucía. Fue enterrado en Itatí.
Integrante del movimiento de sacerdotes tercermundista en los ‘60. Bregó por la reforma agraria. En 2007 fue convencional en la reforma constituyente.

A los 82 años, falleció en Goya el padre José Luis Niella, quien a lo largo de su vida se dedicó a defender a los pobres, a los excluidos y a bregar por la justicia social, dentro de la Iglesia, y sin temor a meterse también en el mundo de la política. A pesar de haber sido cuestionado y sancionado por algunos de sus actos por las autoridades eclesiales, fue monseñor Ricardo Faifer quien presidió la santa misa en el Santuario de Santa Lucía. Sus restos fueron inhumados en la tarde de ayer en el cementerio “San Francisco de Asís” de Itatí, su terruño natal. El sacerdote, quien formó parte a fines de los `60 del movimiento de sacerdotes tercermundistas, había tenido diversos problemas de salud en las últimas semanas, estuvo internado en Corrientes en el Hospital Geriátrico “Juana Francisca Cabral”; y hace algunos días recibió el alta y regresó a su humilde hogar en Santa Lucía. El viernes tuvo una descompensación, y falleció el sábado, pasadas las 22.30 en el Hospital Zonal de Goya. El obispo de Goya, monseñor Faifer, presidió ayer a las 11 la misa de exequias de cuerpo presente en un colmado santuario santaluceño en el que estuvieron familiares y amigos, sacerdotes y religiosas. Cientos de personas se acercaron hasta el templo donde fue velado para despedir al padre Niella quien, sin duda, ha dejado una huella muy profunda en el corazón de mucha gente. Sus deseos de una sociedad, social y económicamente, más justa, lo llevaron a los largo de su vida a involucrarse en distintas luchas. Entre otras cosas, será recordado por su lucha por las reivindicaciones de la gente de campo, impulsando una reforma agraria y el reordenamiento territorial, aunque no logró ver que fuera totalmente aplicado en la práctica. El aseguraba, en una nota que dio a El Litoral en julio de 2012, que todo lo hizo siempre desde el magisterio de la Iglesia. Sin embargo, no siempre fueron bien vistas por la jerarquía eclesial sus acciones. Ya no ejercía el ministerio desde hace años. Niella, quien hasta sus últimas fuerzas trabajó por los más necesitados albergando y ofreciendo mejores condiciones de vida a niños y adolescentes de la zona de Santa Lucía, su última morada, no se amilanó a la hora de jugarse por sus ideales desde un espacio político. En 2007, formó parte del Frente Social para la Victoria y logró una banca como convencional constituyente para la reforma de la Constitución provincial.  Los restos de Niella, fueron trasladados en la tarde de ayer a Itatí. Fue recibido por mucha gente en la Basílica donde se rezó un responso presidio por el padre Manuel Ratti, compañero y amigo del padre Niella, publicó Noticias Itateñas. También estuvo presente el rector del Santuario mariano, Roberto Simionato. Tras la invocación religiosa, el cortejo acompañó a Niella hasta su última morada, el cementerio "San Francisco de Asís" en donde el féretro fue depositado en el panteón de la familia Niella.   Fuente:www.ellitoral.com.ar

Compartir

Comentarios