Se trata de un grupo de personas acusadas de ser una banda de narcotraficantes. Fueron detenidas en noviembre del año pasado en una estancia donde se halló droga, cuatro avionetas y armas de fuego. En el marco de la pesquisa también se llevaron a cabo cuatro allanamientos. También detuvieron a la propietaria de la estancia Santa María del Aguapey. Se busca saber si está involucrada.

Todos los detenidos en noviembre del año pasado en una estancia de Santo Tomé con unos 300 kilos de cocaína, al menos cuatro avionetas y armas de fuegos, serán trasladados a diferentes unidades penales federales de Buenos Aires. Es que el juzgado federal resolvió procesarlos por los delitos de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, agravada por el número de participantes. Ellos son seis hombres y una mujer que por el momento se encuentra cumpliendo arresto domiciliario en la provincia de Misiones. En tanto continúa la investigación de la causa que causó gran conmoción en la provincia. La jueza federal de Paso de los Libres, doctora Gladys Mabel Borda, ordenó la captura de cuatro personas que estarían vinculadas al tráfico de droga. Se llevaron a cabo cuatro allanamientos y aprehendieron a la propietaria de la estancia donde operaba la banda internacional de narcotraficantes. Se trata de María Ilda Calabre. Según consignó el sitio de noticias Digital Santo Tomé, el viernes capturaron a la mujer que sería propietaria de la estancia Santa María del Aguapey, ubicada a unos cien kilómetros de Santo Tomé, donde hace poco más de tres meses atrás se llevó a cabo el operativo “Ciervo Blanco”, que desbarató parte de una organización internacional dedicada al tráfico de estupefacientes. En esa oportunidad incautaron 300 kilos de cocaína de máxima pureza que se encontraban dentro de un avión que estaba a punto de despegar. También secuestraron cuatro avionetas y se detuvo a siete personas de diversas nacionalidades, entre ellas argentinas, bolivianas y brasileras.  Otros operativos se realizaron en una vivienda ubicada en Andrés Guazurary, casi avenida San Martín; el otro fue en un negocio dedicado a la venta de artículos y ropas de campo que sería del hijo de la detenida, que se encuentra en avenida San Martín casi Centeno, y el tercero fue en la casa paterna de la detenida, ubicada en avenida San Martín al 1200.  Las mismas fuentes indicaron que los investigadores buscaron elementos de prueba que puedan aportar algo nuevo a la causa, como ser información y datos que pudiera estar almacenados en diversas computadoras.  De todos modos el dato trascendental de estos allanamientos es la detención de la dueña de la estancia, una mujer integrante de una conocida familia santotomeña. Lo que no se pudo saber es si será trasladada al Escuadrón Paso de los Libres o bien quedará alojada en el Escuadrón 57 de Santo Tomé.   Fuente:www.ellitoral.com.ar

Compartir

Comentarios