El pequeño fue hospitalizado el sábado en gravísimo estado de salud. Presenta varias heridas de vieja data y tiene comprometido la zona abdominal. La madre que esta prófuga es buscada por la Policía. “Lo que vivió este pequeño fue un verdadero horror", dijo la doctora asociada del nosocomio.

Una verdadera pesadilla vivió un bebé de 20 meses en manos de su propia madre, quien se encuentra prófuga de la Justicia y es intensamente buscada por la Policía. A su corta edad sufrió todo tipo de torturas y era constantemente agredido de manera salvaje y sufrió varias fracturas en su cuerpo teniendo comprometido la zona abdominal. El estado de salud es estable, pero grave. La doctora asociada del Hospital Pediátrico “Juan Pablo II”, Susana Glinka contó que “lo que vivió este pequeño fue un verdadero horror”. Su padre también habló con la prensa y dio un desgarrador testimonio. Este lamentable hecho se conoció públicamente y desde la Jefatura de Policía no dieron información oficial. Luis Castillo, de 23 años, es el papá del pequeño bebé que fue brutalmente golpeado por su propia madre y pidió que su ex mujer se presente ante la Justicia para brindar explicaciones del caso. El menor ingresó al Hospital Pediátrico “Juan Pablo II” el pasado sábado y desde entonces su madre y actual pareja se encuentran desaparecidos. “Mi bebé tiene golpes por todos lados, está totalmente desganado por tanto maltrato. Tiene quemaduras de cigarrillos en todo el cuerpo”, relató el padre del chico a medios radiales. Castillo contó que hace 3 meses no podía ver a su hijo porque la madre biológica se lo impedía. “Ella decía que su actual pareja era muy celoso y por eso yo no podía ver a mi hijo. Los médicos me dijeron que mi bebé tiene un fuerte golpe en la cabeza que data de hace 3 meses”. “Hasta ahora nadie me explicó que pasó. Dejó a mi hijo y no apareció más. Tiene muchos golpes en todo el cuerpo. No puedo hablar, me da mucha bronca. Esto se pudo evitar porque hice la exposición policial”. El caso habría sido denunciado por un familiar del pequeño y desde entonces la Policía realiza diversas diligencias para dar con el paradero de la madre del pequeño. En comunicación con la prensa, la doctora asociada del Hospital Pediátrico “Juan Pablo II”, Susana Grinka contó que “desde su ingreso le diagnosticamos el maltrato crónico. El pequeño tiene lesiones y golpes de larga data y podemos decir que el niño fue torturado por mucho tiempo”. “Al niño le apagaban el cigarrillo por el cuerpo. Además tiene un golpe severo en la zona abdominal y queremos determinar la lesión. El bebé está muy desnutrido y llevará tiempo su recuperación. Nos preocupa la zona abdominal hay que definir golpes internos. Está estable, pero grave”, explicó la doctora Glinka.   Fuente:www.diarioellibertador.com.ar

Compartir

Comentarios