La presidenta Cristina Kirchner se realizó un examen neurológico en la Fundación Favaloro que dictaminó que sufre una “colección subdural crónica”. Los médicos le recomendaron reposo por 30 días, durante los cuales se hará “un seguimiento evolutivo estricto” de su situación.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner deberá hacer un mes de reposo por indicación de los médicos de la Fundación Favaloro, según informó anoche el secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro. En un comunicado que leyó en Casa de Gobierno, Scoccimarro informó que “la Presidenta se realizó un estudio cardiovascular en la Fundación Favaloro y debido a que presentó un cuadro de cefalea, se realizaron estudios neurológicos con un diagnóstico de colección subdural crónica y se le indicó reposo de un mes”. El texto leído por el vocero presidencial está firmado por los médicos de la Unidad Presidencial, por los doctores Luis Buonomo y Marcelo Ballesteros.

El texto oficial es el siguiente: “La Sra. Presidenta de la Nación, Dra. Cristina Fernández de Kirchner, sufrió el día 12 de agosto de este año un traumatismo de cráneo, por el cual se le realizó una tomografía computada de cerebro en el sanatorio Otamendi, resultando la misma normal. Posteriormente, la Sra. Presidenta no presentó síntomas. En el día de la fecha, la Dra. Fernández de Kirchner concurrió a la Fundación Favaloro para realizarse un estudio cardiovascular por una arritmia en estudio, y debido a que presentó un cuadro de cefalea, se solicitó su evaluación neurológica al Instituto de Neurociencias de la mencionada fundación, a cargo del Dr. Facundo Manes. Una vez realizados los estudios de control correspondientes en dicho instituto, se arribó al diagnóstico de colección subdural crónica. Debido al mencionado diagnóstico se indicó reposo de un mes, junto a seguimiento evolutivo estricto clínico e imagenológico”.

La mandataria ingresó a la Fundación Favaloro para realizarse chequeos ayer al mediodía. Según pudo averiguar este diario, fue alojada en el piso noveno de esa institución, que fue despejado especialmente para atenderla. Se hizo estudios de rutina, que terminaron revelando el problema, consecuencia de un golpe en la cabeza que sufrió en agosto, según explicó por la noche Scoccimarro.

La noticia de la internación de la jefa de Estado trascendió por la tarde, aunque no tuvo confirmación oficial hasta bien entrada la noche, luego de que CFK abandonara la clínica tras ocho horas de estadía.

Consultados por Página/12, en el Gobierno no dieron mayores precisiones acerca de en qué consiste el “reposo” sugerido a la mandataria. Anoche se especulaba con la posibilidad de que CFK delegara la Presidencia en Amado Boudou, como ocurrió a fines de 2011, luego de que le diagnosticaran la existencia de un tumor en la tiroides. Sin embargo, en aquella ocasión su decisión de dejar a cargo de sus tareas al vicepresidente fue anunciada en simultáneo con el diagnóstico. Sin confirmación oficial al respecto, Boudou regresó a última hora al país desde Brasil para ponerse a disposición de la mandataria, que en lugar de interrumpir sus tareas podría esta vez optar por no intervenir en la campaña de cara a los comicios legislativos del 27 de octubre y reducir su actividad de gobierno a lo mínimo necesario.

La “colección subdural crónica” es un episodio causado por un traumatismo de cráneo que no llega a ser agudo; es decir, que no reviste gravedad. “Colección” significa literalmente una acumulación de líquido o de sangre. “Subdural”, que esa acumulación tiene lugar entre el cerebro y la membrana que lo recubre, la dura mater. Finalmente, “crónica”, en este contexto quiere decir que el traumatismo ocurrió hace tiempo y no que el problema sea permanente (ver aparte). De todos modos, por el tratamiento recomendado a la Presidenta, los especialistas coinciden en que no hay sangrado actual y que el volumen de la colección no puede ser excesivo.

El último chequeo presidencial dado a conocer fue el que CFK se practicó en agosto de este año en el sanatorio Otamendi. En esa ocasión, ingresó a las ocho de la mañana al hospital y se consignó que se había realizado una mamografía, un Papanicolaou y otras revisiones de rutina, que arrojaron resultados normales. Según se reveló ayer, también fue sometida a una tomografía computada de cerebro a causa de un golpe en la cabeza. Entonces el resultado había sido normal, pero la situación derivó en el cuadro actual.

Además, Cristina Fernández de Kirchner sufre de hipotensión arterial crónica, una condición que la llevó en varias ocasiones a modificar o suspender su agenda. El año pasado tuvo que cancelar dos veces sus actividades por episodios de baja presión: el 22 de agosto y el 31 de octubre. Ante cada uno de esos episodios, la Unidad Médica Presidencial le indicó que realizara 48 horas de reposo. En ambos casos cumplió esa indicación sin necesidad de pedir licencia. El primer cuadro de lipotimia del que se tiene registro fue en 2009: en esa ocasión tuvo que suspender un viaje a Cuba. En 2011, antes de las elecciones presidenciales, hizo lo propio con dos visitas a México y Paraguay.

El problema de salud más grave que enfrentó la jefa de Estado fue la intervención que le realizaron en enero de 2012 para extirparle la glándula tiroides luego de que se le detectara un tumor. En esa oportunidad fue operada durante tres horas y media en el Hospital Austral. Aunque la cirugía se completó sin complicaciones, estudios posteriores determinaron que el primer diagnóstico había sido erróneo ya que no se encontraron células cancerígenas.

Fuente:www.pagina12.com.ar

Compartir

Comentarios