El concejal capitalino, Omar Molina operó como punta de lanza de los criterios fijados los últimos convites partidarios del peronismo provincial: el de Saladas (el pasado 3 de septiembre), con el Consejo Provincial y el de la Capital (27 de octubre) en el Congreso del Partido Justicialista (PJ), tendientes a fortalecer la estructura peronista y evitar que la imagen como opción de poder ante los correntinos se diluya por comportamientos indecorosos, según los cánones establecidos como estrategia electoral. Fue así que el Edil elevó un pedido de sanción a la Junta de Disciplina para el diputado nacional, Oscar Macías.

Se debe recordar que en territorio saladeño y el pasado 27 de octubre, durante el caliente mitin partidario en la remozada (en parte) casa del PJ, se consensuó avanzar ante la ciudadanía como opción hacia 2019 y 2021, siempre teniendo como límite las políticas aplicadas desde Cambiemos y en su versión local, desde ECO + Cambiemos. De aquí se desprende el cuestionamiento de Molina contra el goyano que ocupa una banca en la Cámara baja de la Nación. Es que Oscar Macías, desde que asumió (en 2015) la poltrona parlamentaria se encargó de quedar en evidencia ante cada votación polémica que generó duras críticas desde el espectro justicialista frente a medidas del Gobierno nacional que terminaron perjudicando a las clases más desprotegidas, sólo favoreciendo a los grandes tenedores de capitales locales y extranjeros. Toda una contradicción viniendo de un representante legislativo del partido de Perón. Cómo último inmediato -y cuestionado- antecedente del Diputado figura su aval para la media sanción del Presupuesto nacional 2019, que contempla contundentes recortes que desde ya vienen afectando a las administraciones provinciales y más incluso las municipales, que se vienen acomodando a lo que se prevé será el escenario del año que viene. Es más, fue el único que votó en forma positiva, ya que sus compañeros de bancada se manifestaron y rechazaron de plano al momento de presionar el botón en el recinto. Hablamos de Jorge Antonio Romero, Aracely Ferreyra y "Pitín" Aragón. Retomando el planteo de Molina, dentro de los motivos de la solicitud sancionatoria, remarcó "indisciplina e inconducta partidaria". Y de entre los argumentos explicitados en la nota que circuló ayer a través de las redes sociales y los medios destaca: "Teniendo en cuenta la reunión del Consejo Provincial del Partido Justicialista, celebrada el 3 de septiembre en la localidad de Saladas y en la cual se […] emitió un mandato partidario para que los legisladores nacionales del partido, rechacen todos los proyectos que impliquen recortes de fondos que afecten puesto de trabajos, salarios, jubilaciones, programas sociales, Presupuesto 2019, entre otros". Y para despejar alguna duda, la misiva remarca: "Viendo la posición adoptada por Oscar Macías, en clara contraposición a los mandatos impuestos por el partido, constituye falta grave y pasible de sanción, su postura de acompañar con el voto afirmativo para la sanción del Presupuesto 2019 aprobado por la Cámara de Diputados de la Nación, el día 25 de octubre". Según el artículo 33 de la Carta Orgánica del PJ, la Junta de Disciplina podrá aconsejar las siguientes sanciones: "amonestación, suspensión temporaria de afiliación, desafiliación, expulsión, inhabilitación para ser candidato a cargos electivos públicos y partidarios por el plazo de cinco años como máximo, de acuerdo a la gravedad de la cuestión sometida a su dictamen".   Fuente:www.diarioellibertador.com.ar

Compartir

Comentarios