“Para los pequeños y medianos comercios es inalcanzable”, alertaron desde la Came. Desde la Apicc, en tanto, advirtieron: “No estamos en contra, pero es imposible pagarlo”. El beneficio se pagará hasta en dos cuotas y será obligatorio. En breve el Gobierno nacional firmaría el decreto.

Empresarios locales salieron ayer a advertir que “no están en contra del bono de 5 mil pesos, pero es imposible pagarlo”. El Gobierno nacional y la CGT acordaron el bono de fin de año, que tendrá carácter obligatorio y se podrá pagar hasta en dos cuotas. 
 El vicepresidente Regional NEA de Came, Fabian Hryniewicz, sostuvo en referencia a la mesa de diálogo tripartita entre gobierno, gremios y empresarios que “la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came)  sostiene que los primeros interesados en instrumentar herramientas que fomenten al consumo somos nosotros pero en la reunión de ayer nuestra postura fue que no todos los sectores pueden afrontar un bono de $ 5.000”.
“Para los pequeños y medianos comercios es inalcanzable”, alertaron.
“Desde Came planteamos seguir dialogando con el gremio para analizar, sobre aquellas Pymes que puedan pagarlo, si se aumentan los planes de pago en más cuotas segmentando el tipo de empresa, y además, que sea no remunerativo y se tome como adelanto de futuras paritarias”, dijo.
“Respecto a los despidos, estadísticamente las Pymes no despiden. En primer lugar, porque les cuesta enfrentar el costo del despido en sí mismo, sumado al ya invertido en la capacitación del recurso y en segundo término, porque en la Pyme se forma e intenta sostener un ambiente familiar al tener poco personal”, explicó.
En tanto, el titular de la Asociación de la Producción, Industria y Comercio de Corrientes (Apicc), Aldo Catapano, dijo: “No estamos en contra del bono, pero es imposible pagarlo. En este momento hay que felicitar a quien sigue sosteniendo su negocio o industria. No es que no queremos, no lo podemos pagar”.
“Me desorienta cuando hablan de un bono. No estamos en contra pero busquemos la forma, quitémosle unos puntos al IVA o no sé. Es como que creen que tanto el comerciante como el industrial están juntando plata en pala y no es así. No sabemos cómo llegamos a fin de mes, cada vez tenemos menos mercadería, estamos vendiendo lo que tenemos en stock para mantener los empleados”, detalló en declaraciones a Radio Sudamericana.

  Fuente:www.ellitoral.com.ar

Compartir

Comentarios