Sorpresivamente el Ministro de Salud Ricardo Alberto Cardozo defendió la modalidad de carta documento como medio de comunicación con la señora Elena Bonatti. Se esperaba desde la Fundación que exprese sus disculpas, pero contraatacó diciendo que "la provincia se hará cargo en su totalidad de lo que hace falta", en alusión a los trámites bajo responsabilidad de la Fundación del Centro Oncológico de Curuzú Cuatia.

En una conferencia de prensa convocada al único efecto de contestar a la queja de la donante del Centro Oncológico, el ministro de Salud se despachó con lo inesperado: defender la modalidad de Carta Documento para intimar el pedido de información que debe estar en su propio poder, según lo expresa la misma señora Bonatti.

Además, Cardozo, en tono bajo pero no menos prepotente, dijo que la apropiación del Centro por parte de la Provincia es un hecho, y dejó entrever que la donación y la donante, no serán parte de la administración del Centro. “Hemos ratificado la voluntad de concretar el proyecto y apostamos a seguir manteniendo un dialogo fecundo”, dijo, aunque los hechos distan de esa intención.

A pesar de que la donación fue en su totalidad un aporte de la Fundación, el ánimo del gobierno provincial al parecer es hacerse cargo con un presupuesto asignado, y dejar de lado a la misma, y no como se había acordado desde un principio, que su funcionamiento sea similar al Instituto de Cardiología de Corrientes, con un trabajo en conjunto entre Provincia y la Fundación.  

En síntesis, quedó develada la intención y las maniobras para que el Estado provincial se quede con una obra surgida de la generosidad de la donante, que la pensó de manera solidaria y comunitaria. 

Cardozo ratificó también la fecha del 16 de noviembre como de la inauguración de los consultorios donados por la señora Bonatti al Hospital Fernando Irastorza, fecha que tampoco fue consensuada con la mujer, que padece cáncer y se halla bajo tratamiento en Italia. 

Fuente:www.nortecorrientes.com

Compartir

Comentarios