Tras el acuerdo con el FMI, el polémico economista desmintió al presidente Macri y dijo que la Argentina no podrá pagar sus deudas. Improperios a los políticos y por qué le dijo no al “Bailando”.

Cuando se piensa en un economista sin pelos en la lengua aparece el nombre de Javier Milei. A sus 47 años, asegura que no tiene “miedo” a la hora de enfrentar a la clase política y defender sus ideales. En el Ciclo de Entrevistas de la Escuela de Periodismo de Perfil, el economista habló con los alumnos sobre el futuro de la economía, la posibilidad de la vuelta a la convertibilidad y la propuesta de participar en el “Bailando”.

¿Qué piensa sobre la declaración del presidente Mauricio Macri sobre que Argentina no caerá nuevamente en default?

JM: Que no sabe de economía matemática ni de temas de sustentabilidad fiscal. La gente que le hace los números, se los hace mal. Básicamente para que una economía no caiga en default es condición necesaria que la relación deuda-producto sea no creciente. Con estas condiciones macroeconómicas, si el superávit primario está por debajo del 3%, la relación deuda-producto es explosiva. O sea, vos no podrías pagar tu deuda. Miremos los números del presupuesto, dicen que el resultado primario para el próximo año será cero y que, a partir del 2020, será constante en 1%. Por lo tanto, por una cuestión de índole aritmética, si necesitamos 3% del PBI y vamos rumbo al 1% en el 2020, evidentemente, la relación deuda-producto sería explosiva, por ende Argentina va camino al default.

¿Cree que la convertibilidad o la dolarización serían buenas herramientas para salir de la crisis?

JM: Creo que el problema con la dolarización o con la convertibilidad, es que son arreglos monetarios para un problema fiscal. El arreglo monetario lo que haría es dejar en evidencia donde está la basura. No creo ni en la convertibilidad ni en la dolarización si vos antes no replanteas el sistema financiero. El problema con la convertibilidad es que te puede pasar algo como en el 2001. Si tenés tipo de cambio fijo, cuando emitís para bancar la corrida, la contraparte es que perdés reservas. Si en algún momento te quedás sin reservas, volás por los aires. El caso de la dolarización sería aún peor porque no podes emitir dólares, acá por lo menos podes emitir los pesos y hacer un desastre inflacionario. Lo primero que tenés que hacer para que funcione la dolarización es asegurarte que el sistema sea anti-corrida. Con un sistema anti-corrida, ¿para qué quiero un Banco Central? ¿Para que los políticos se financien? ¡No! Una vez que hacés la reforma del sistema financiero… yo lo haría implosionar. Eso sí, dejaría las ruinas para que vean el daño que le ha causado a la población. La locura argentina en la historia no es no tener un Banco Central, es tenerlo. Cada vez que la inflación pasa el 20%, se pierde 1,58% de crecimiento.

¿Se ve en el futuro como ministro de economía?

JM: La factibilidad es mínima. Supongamos que existe un político honesto, y que, además, le quiere arreglar los problemas a la gente. Se presentan dos economistas, un keynesiano y un liberal. El keynesiano le dice: “Usted tiene en sus manos el milagro de la multiplicación de los panes”. O sea, le canta una oda del derroche y le dice que eso es bueno. Cuando le pregunta al libertario que haría, éste le dice: “El problema sos vos, picátelas”. ¿A quién crees que va a contratar? Cuando un político te dice que es keynesiano, cruza de vereda y cuida los bolsillos ¡porque te va a robar! Por lo cual, difícilmente un político me llame para ser ministro.

¿Tiene contacto con algún miembro del Gobierno?

JM: No, hoy no. Pero he tenido contacto con Sturzenegger, Sebastián Galiani y otros más indirectos.

¿Por qué rechazó la propuesta de Tinelli de ir al “Bailando”?

JM: No me interesaba la propuesta. Primero, porque me implicaba mucha carga horaria y porque soy de madera para bailar. Por otra parte, no iba a dejar de dar conferencias porque tengo que estar bailando. Además, iba a tener un perjuicio económico muy grande.

¿A quién votó?

JM: ¿Crees que puedo votar a alguien con el desprecio que siento por esta manga de impresentables, asquerosos y chorros repugnantes?

Alan Ares, Guadalupe Ramírez y Ornella Tiesso (Alumnos de Primer Año de Periodismo - Escuela de Comunicación de Editorial Perfil)

(Fuente www.perfil.com). 

Compartir

Comentarios