El municipio conformó un comité de crisis para paliar la contingencia. La situación está controlada. Restablecieron el servicio eléctrico.

Si bien el tiempo mejoró, aún quedan siete personas evacuadas en la ciudad de Curuzú Cuatiá, que fue la más afectada por el temporal el domingo a la madrugada, ya que las copiosas precipitaciones desbordaron arroyos y anegaron varios barrios de la ciudad. De las 45 familias que debieron abandonar sus casas tras el temporal, unas siete personas, atentas a los pronósticos poco alentadores del clima, prefirieron quedarse y pernoctar en uno de los tres refugios que el Municipio habilitó: “La Vieja Estación”, uno de los tres lugares habilitados para que las personas evacuadas y puedan utilizar, los otros dos fueron los ubicados en las inmediaciones del nuevo destacamento policial, la futura comisaría Tercera, y también en el barrio Villa Dolores, más precisamente en el club del barrio, y en el CIC que funcionó como base de operaciones. Todas estas personas fueron asistidas con alimentos, desayuno, almuerzo y merienda. Conforme al paso de las horas, muchas de ellas -casi todas- regresaron a sus casas y, como se dijo, sólo unas pocas prefirieron quedarse a pernoctar en uno de los refugios, en donde cenaron y pasaran la noche. En este contexto, el Municipio conformó rápidamente un comité de crisis, compuesto no sólo por la Municipalidad, sino también por la Policía, bomberos y otros actores sociales que prestan colaboración y ayuda ante estas contingencias. Instruidos por el jefe comunal, José Irigoyen, todas las áreas municipales se pusieron en estado de alerta y se dirigieron hasta el CIC de la calle Sarmiento, en donde establecieron una base de operaciones y coordinación; además de realizar la apertura de otros tres refugios con guardias, distribuidos en puntos estratégicos de la ciudad, para ir trasladando a las familias evacuadas, quienes fueron asistidas con frazadas, colchones, algo de ropa seca, pañales y comida caliente. En este contexto, las cuadrillas de Acción Social y Servicios Públicos removieron postes caídos en las calles y trabajaron en coordinación con la Dirección Provincial de Energía de Corrientes (Dpec), Policía y bomberos locales, en medio de la contingencia. Desde la Comuna informaron que la situación está controlada y continúa la asistencia a los damnificados. Por otra parte, es de consignar que se restableció el servicio eléctrico en casi todas las ciudades de la zona del centro sur correntino, que fue la más afectada por el temporal. s

  Fuente:www.nortecorrientes.com

Compartir

Comentarios