Uno de los nuevos poderosos del establishment económico local, que tomó impulso con el gobierno radical de los Colombi, fue allanado ayer por Gendarmería Nacional en conjunto con la AFIP, por orden de la Justicia Federal, el motivo: una millonaria evasión impositiva.

Ayer en horas de la mañana las fuerzas federales pesquisaron en un local de Previsora del Paraná, propiedad del Grupo Añón, quien en durante la administración gubernamental de la UCR, se vio beneficiado con el descuento automático desde el Banco de Corrientes, para aquellos empleados púbicos que realizaban compras en sus comercios, todo pergeñado desde la cortina de una mutual. Este único privilegio, sobre otras empresas, llevó a este clan familiar a amasar una considerable fortuna en las últimas décadas, pero cometió un grave error: no le pagó al fisco más de 29 millones de pesos de IVA, que corresponden a facturaciones que van desde el año 2010 al 2014. Expediente iniciado por Penal tributario.
Actualmente construye un edificio de envergadura en la esquina de San Juan y Rivadavia donde entre otras cosas, tendrá servicio de sepelio Clase A, con posible crematorio (ver foto). La obra habilitada durante la gestión como intendente de Fabián Ríos, recibió serios cuestionamientos puertas adentro del municipio.
Ayer la firma Previsora del Paraná, ubicada por calle Irigoyen entre España y Jujuy, cerró sus puertas al público en la zona de la mueblería, frente al supermercado, el que también pertenece a la mutual.
El dato que trascendió, habla de una denuncia de un proveedor que desató la investigación. También se supo que una situación similar pesaría sobre la fábrica Textil Tipoití, aunque en este caso no hubo allanamientos.

  Fuente:diario1588.com

Compartir

Comentarios