El anuncio del gobernador no conformó. El resto de los estatales también buscan que se mejore la oferta del gobierno.

El anuncio de adelanto del aumento salarial para los estatales correntinos no colmó las expectativas de los dirigentes sindicales, quienes avanzaron con un pedido de audiencia con las autoridades. “El arco sindical docente provincial exige con carácter de urgente tanto al gobernador Valdés como al ministro Vaz Torres, se arbitre y disponga el ámbito institucional donde dialogar y encontrar respuestas y soluciones a la difícil situación salarial de los trabajadores de la educación en nuestra provincia, teniendo en cuenta que inflación y devaluación mediante los sueldos se licuan día a día en detrimento del poder adquisitivo de los trabajadores”, expresa un comunicado que fue publicado a través de las cuentas que la Asociación Correntina de Docentes provinciales tiene en diferentes redes sociales. El pedido viene de la mano con la realidad que marca la pérdida del poder adquisitivo de los salarios, en un contexto inflacionario y de devaluación de la moneda por la escalada del dólar, que se acentuó durante el mes de agosto. Los docentes manifestaron además que cuando se firmó el acta al inicio del ciclo lectivo, se había especificado la posibilidad de avanzar con una nueva discusión durante el segundo semestre. Resaltan desde la dirigencia sindical que el acuerdo alcanzado en febrero último, claramente dejó especificado con anuencia de ambas partes que pasado el segundo semestre de este 2018 se establecería una nueva mesa de diálogo y negociación para evaluar los índices inflacionarios con relación al salario docente. A tal fin el pasado miércoles 5 de septiembre, las organizaciones sindicales representativas del sector, presentaron en conjunto el pedido de audiencia al primer mandatario del Ejecutivo provincial y al titular del Ministerio de Hacienda. La postura de los docentes es seguida por la del resto de los estatales, quienes acatarán los mandatos nacionales de manifestaciones y huelgas (ver más en texto relacionado). Serán entonces semanas de constantes manifestaciones en la ciudad, y asambleas en los diferentes organismos en los que la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) tiene peso sindical y los empleados públicos podrán reclamar por un incremento acorde con la pérdida generada por la inflación. El Gobierno, en tanto, se sostiene con el anuncio formulado días atrás por Valdés de avanzar únicamente con el adelanto del incremento salarial pautado hace un par de meses. En este contexto, aún no hay indicios de posibles mejoras de aquí a fin de año, tal lo peticionado por las organizaciones gremiales.s

  Fuente:www.nortecorrientes.com

Compartir

Comentarios