Hubo una estampida, pero cayó el valor y tarda en llegar a las góndolas.

Junto con el precio de la harina y el aceite, otros dos productos esenciales en la canasta básica de una familia promedio, el huevo, ha experimentado un aumento considerable en el primer semestre del año. La escalada del valor del producto llegó a 70% en algunas regiones del país, en Corrientes alcanzó a 50% según un relevamiento de este diario, y aunque hay razones que explican la fuerte suba, luego comenzó un leve descenso que demora en llegar a las góndolas de las cadenas supermercadistas. De acuerdo al seguimiento que viene haciendo NORTE de Corrientes en dos supermercados de esta Capital, el precio del huevo trepó de enero a junio, entre 15 y 17 pesos, lo que representa un incremento que ronda el 50%. A principio de año, la docena de huevos se comercializaba a $35, en junio pasado, en la misma góndola de la misma firma supermercadista el precio era de $52. En la segunda empresa donde este diario hace el relevamiento, el precio del huevo saltó de $36 en enero a $51 en junio. Ayer este diario revisó los precios en una de esas cadenas supermercadistas que tiene la docena de huevos blancos a $44,80 y la docena de huevos colorados a $46,22. La marcha atrás está en sintonía con el retroceso del valor que establece el sector productivo que luego de un cimbronazo en el primer trimestre consiguió acolchonar la crisis económica. Sin embargo los productores dicen que la rebaja, en los Súper, debería ser mayor. El titular de la Cámara Argentina de Productores Avícolas sostiene que en la cadena de intermediación y en las góndolas se inflan los precios más de lo que corresponde. “No han bajado todo lo que deberían, están aprovechando para ganar más”, dijo Javier Prida. Según le explicó al diario porteño Clarín, “por cada docena, ellos (los supermercadistas) pagan $23, por el envase pagan $9 y además $4 para la logística, es decir que puesto en la puerta del local tienen un costo de $36. Lo que cobran arriba de eso lo manejan ellos”, detalló el dirigente. Aclaró además que los comercializadores tienen un retorno inmediato de la inversión, porque es un producto de venta masiva, sin embargo a los productores les pagan a 90 días. Con estos números a la vista, ¿una docena de huevos a $46 es razonable? El punto es que no todos venden a ese precio. Es la secuela de un proceso inflacionario que para colmo está en pleno desarrollo.

  Fuente:www.nortecorrientes.com

Compartir

Comentarios