“Tenemos una situación muy sólida. Estamos cuidando los recursos públicos”, expresó el Gobernador tras el aumento del dólar. Indicó que la meta del Gobierno nacional continúa siendo bajar la inflación.

El gobernador Gustavo Valdés continúa su recorrida por el interior. Ayer, tras inaugurar obras en una escuela en Mercedes, se refirió a la economía nacional, el impacto de la crisis cambiaria y la mirada sobre la finanza en Corrientes.
“Tenemos una situación sólida. No tiramos manteca al techo. Estamos cuidando los recursos públicos”, aseveró el mandatario provincial, quien seguirá la línea de austeridad que marca la Casa Rosada, la cual está en plenas negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI).
“Tenemos una situación mucho más holgada que otras provincias que decían que estaban bien. Estamos cuidando los recursos de los correntinos, tenemos que atender todas las áreas del Gobierno de la Provincia, sin tener que depender de la situación a nivel nacional”, indicó ayer a Radio Sudamericana el titular del Ejecutivo Provincial. Esto implicaría autonomía financiera, aunque gran parte de los recursos ingresan por coparticipación.
No obstante, pese a la corrida cambiaria de la semana pasada, el jefe del Poder Ejecutivo se mostró optimista respecto de la evolución del  panorama nacional, en relación con la provincia. “Estamos confiados en que esta crisis ha pasado. Sabemos que tuvimos turbulencias económicas y Corrientes salió ilesa de este tipo de conflictividad económica. Antes Buenos Aires estornudaba y nosotros nos resfriábamos. Hoy tenemos una situación consolidada. Tenemos equilibrio fiscal y es fundamental para nosotros”, manifestó el Gobernador.
En marzo de este año la Contaduría General de la Provincia de Corrientes publicó un superávit de más de 1.974 millones de pesos durante el ejercicio 2017, si se comparan los recursos corrientes con los gastos corrientes. Sin embargo, si al resultado económico se agregan los recursos de capital y se les detraen los gastos de capital, se obtiene un resultado financiero al cual se detraen los intereses de la deuda, los cuales ascienden a más de 237 millones de pesos, se obtiene un resultado primario negativo. Es decir, un déficit de más de 1.694 millones de pesos.
En cuanto a la distribución del gasto público, el año pasado el Gobierno Provincial destinó el 53 por ciento a servicios sociales, es decir, más de 20 mil millones de pesos; y el 33 por ciento a la administración gubernamental. Sólo el 1 por ciento del total se ocupó para el pago de deudas.
El monto destinado a servicios de deuda es bajo. Actualmente, la provincia cuenta con la posibilidad de solicitar crédito por más de 5 mil millones de pesos. Sin embargo, el horizonte es escaso, porque las tasas de intereses se mantienen elevadas para contener una corrida cambiaria.
“Hemos tenido una corrida cambiaria fuerte. Hoy la Argentina no ha caído ni en default. En 2015 casi tuvimos un 2001 y de esa mala administración ha tenido su coletazo”, expresó Valdés ayer a la prensa.
“Más allá de los pronósticos, parecía que el lunes (pasado) la Argentina se caía, e inmediatamente después del rescate del 100 por ciento de las Lebac (Letras del Banco Central) por 7 mil millones de pesos, más la incorporación de 5 mil millones en bonos (los Botes del Ministerio de Finanzas), más la posibilidad de tomar recursos del exterior (al FMI), ha tranquilizado a los mercados”, expresó el Gobernador. Corrientes mantuvo un compromiso de comprar las letras en caso de acrecentarse la corrida. La provincia contaba con más de 4 mil millones de pesos en Lebac.
“Hemos superado pero hay que seguir trabajando para lograr una economía más sana para que podamos reducir la inflación, que es la gran meta del Gobierno, y poder tener competitividad para las empresas”, indicó el mandatario provincial. “Esa es la idea que tenemos y hay que hacerlo paso a paso”, expuso.
La semana pasada el Gobernador recibió a asesores de dos consultoras, Delfhos Investment y Efire, para avanzar con los requerimientos técnicos del sistema de contratación de Participación Público- Privada (PPP) para apalancar obras en las provincias. La búsqueda de financiamiento es vital luego de que el Gobierno nacional anunciara recortes por más de 30 mil millones de pesos en inversión directa, que afectará, primordialmente la obra pública. Esto en el marco de la modificación de las metas de déficit primario, que pasará de 3,2 a 2,7 por ciento del PBI.
En el medio, la Seccional Corrientes de la Unión Obrera de la República Argentina (Uocra) reclama mayor dinámica de la obra pública y  una audiencia con el Gobernador. Desde el sindicato habían asegurado a este diario que están a la espera de la construcción de viviendas licitadas.
El financiamiento requeriría de una ingeniería especial. El martes pasado, luego de la reunión ampliada de gabinete con los asesores técnicos, el Gobernador anunció la construcción de una planta de generación de energía por biomasa en Santa Rosa. La inversión lo hará un grupo con capitales extranjeros por más de 56 millones de dólares.
“Las obras para Corrientes están garantizadas”, aseveró ayer a una radio local la gerente regional de Vialidad Nacional, Ingrid Jetter. Esto en referencia a megaproyectos como el segundo puente Chaco- Corrientes y a la autovía.
En tanto, Valdés ayer inauguró obras en una escuela en Mercedes (ver página 19). Esta formó parte de una extensa agenda en el interior.

  Fuente:www.ellitoral.com.ar

Compartir

Comentarios