ECONOMÍA  17 de mayo de 2018

Los almacenes de barrios dejaron de entregar mercaderías fiadas

Familias con kioscos ubicados en distintas zonas explicaron que desde hace un tiempo que suspendieron la venta de confianza con los vecinos. Indican que antes podían recibir el pago a fin de mes, aunque ahora necesitan contar con la recaudación diaria para asumir gastos.

Los problemas de las ventas se expandieron a los pequeños comercios al punto que hasta los almacenes de barrios dejaron de vender fiado.

Así lo manifestaron varias familias de distintos barrios que cuentan con almacenes provistos con productos básicos, para satisfacer la demanda de los vecinos de la comunidad. "Desde la semana pasada que tuve que avisar a mis vecinos que ya no iba a poder venderles artículos con la modalidad de la cuenta", manifestó el propietario de un kiosco del Pirayuí en diálogo con EL LIBERTADOR. Expresó que desde que abrió el local -hace tres años- tenía algunos clientes con pago a fin de mes o en otros casos semanales, aunque por el momento no lo podrá mantener. "Hay muchos vecinos que se enojaron cuando les advertí que suspendería el fiado. Pero lo cierto es que no puedo mantener porque ahora hay muchos proveedores que vienen con nuevos precios y los tengo que asumir", indicó. Agregó: "Lo que pasa es que además bajó mucho la venta, la gente compra lo que necesita en el momento y nada más. Entonces yo necesito el efectivo para reponer los productos". Indicó que el malestar de muchas familias tenía que ver con que era el único almacén de la zona que estaba aceptando tener cuenta. En este sentido, este medio consultó con otros kiosqueros barriales, quienes coincidieron en afirmar que se siente la disminución de la actividad comercial en todos los rubros, por lo que se hace cada vez más difícil continuar con la atención.   VENTAS   Es importante mencionar que la semana pasada este medio publicó una situación similar en los supermercados. En el último tiempo, se advirtió una reducción de clientes por lo que tratan de amortiguar los valores y trasladar las subas en menor medida a las góndolas. "Filtramos bastante y tratamos de mantener los valores hasta donde aguantemos. Incluso recibimos nuevas mercaderías hasta que se termine", insistieron. Los precios de la canasta básica de alimentos tuvieron un aumento de entre 3 y 5 por ciento en las góndolas, a partir del incremento del precio del dólar que se dio la semana pasada.  Por su parte, desde el sector de comercios manifiestan que todavía es muy apresurado saber de qué manera impactará el valor del dólar en el precio de los productos.
  Corralones frenan presupuestos  a sus clientes Los corralones de la ciudad frenaron la entrega de presupuesto a sus clientes. El motivo se debe a los cambios de precios en los productos. Aseguran que hasta tanto se estabilicen los valores, no emitirán lista con cálculos de gastos. Así las cosas, tienen la posibilidad de alterar los montos por día o semana. La decisión se tomó a partir de esta semana, por todo lo que se está especulando con el precio del dólar. Se pudo saber que en otros rubros está ocurriendo lo mismo, ya que hay repuestos que son importados.   Fuente:www.diarioellibertador.com.ar

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios