Tras el encuentro, el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, habló con la prensa y dijo que el Congreso no debería discutir las tarifas.

En medio de la tensión por el dólar, y en una clara señal de unidad después de los tropiezos económicos de la semana pasada, el presidente Mauricio Macri reunió ayer por la tarde en el primer piso de la Casa Rosada a la mesa nacional de Cambiemos y alineó a todos los integrantes de la coalición de gobierno. “Ratificamos el rumbo económico, social y político”, aseguró tras el encuentro el gobernador Alfredo Cornejo, uno de los voceros junto al senador Humberto Schiavoni y la diputada Maricel Etchecoin, del PRO y la Coalición Cívica, respectivamente. Tras una reunión operativa sin el Presidente en la que se definió la próxima convocatoria, en los primeros días de junio, Macri trazó un diagnóstico de la situación económica, después de la abrupta suba del dólar de fines de la semana pasada, que disparó todo tipo de versiones y una creciente preocupación en el seno de Cambiemos. Venía de reunirse con su gabinete económico. Hubo algunas preguntas de parte de varios de los presentes. Pero a diferencia de los encuentros de las últimas semanas, previos a la avanzada de la oposición respecto a los aumentos en las tarifas de los servicios públicos, tanto la UCR como la CC se mostraron en sintonía con la Casa Rosada. Cornejo, de hecho, se mostró confiado de cara a la sesión de mañana en Diputados, en la que la oposición buscará dar media sanción al proyecto para retrotraer los aumentos de tarifas en los servicios públicos, un debate parlamentario que desde Cambiemos ligaron a los movimientos de la divisa norteamericana de los últimos días. “Estaba todo preparado para el estallido, era una bomba de tiempo que estaba activada para explotar en el Gobierno de Cambiemos y sin embargo con un mecanismo de relojería el Gobierno y su equipo ha logrado que transitemos en paz”, dijo. “Esperamos una sesión tranquila, tenemos información en ese sentido, no como fue la sesión de la Reforma Previsional. El acuerdo incluye que se traten dos o tres proyectos impulsados por el oficialismo antes que el de las tarifas”, explicó. Semanas atrás había planteado discrepancias en torno a los aumentos tarifarios, en medio de la avanzada opositora. En ese sentido, Emilio Monzó detalló el panorama en la Cámara baja de cara a la sesión del miércoles. Y resolvieron en que habrá “unos pocos” legisladores del oficialismo -entre ocho y diez, confirmaron a este medio- que harán de voceros en el recinto y que intentarán rebatir los argumentos de la oposición en relación a las tarifas. Junto al Presidente estuvieron Gabriela Michetti, Marcos Peña; María Eugenia Vidal; y Horacio Rodríguez Larreta.s

  Fuente:www.nortecorrientes.com

Compartir

Comentarios