El juez federal de Corrientes, Carlos Soto Dávila, y el fiscal Flavio Ferrini viajarían hoy hacia Portugal, donde se encuentra detenida la dupla sospechada de haber secuestrado al joven Cristian, en 2003. Será la primera vez que declaren ante un juez de Corrientes.

Un paso sumamente importante en la causa por el famoso secuestro del joven Cristian Schaerer se dará próximamente con la indagatoria que se efectuará a Rodolfo Lorhman y José Horacio Maidana, ambos considerados pesos pesados en el mundo criminal a nivel internacional y sospechados de haber secuestrado al correntino en 2003. Lo que declaren los dos podría aportar a la pregunta sobre qué pasó con la víctima. De la tarea se encargará el juez federal de Corrientes, Carlos Soto Dávila, quien junto al fiscal Flavio Ferrini viajará hoy hacia Portugal, donde se encuentra detenida la dupla.

  Debe recordarse que además del secuestro de Schaerer, por el que se pagó 277.000 dólares en concepto de rescate, Lorhman y Maidana (quien sería su mano derecha) están sospechados de cometer delitos de grandes características, no sólo en Argentina sino también en Paraguay e incluso Portugal, Hungría y hasta la República Checa. Este dato es por demás relevante debido a que dichas naciones los requieren por distintos crímenes, lo que dificultaría la extradición para nuestro país.
“La extradición aún no se dio porque ambos son requeridos por la Justicia no sólo de Portugal sino también de Hungría y Praga”, informó Soto Dávila en base a la información que le proporcionó Interpol. No obstante, la indagatoria es sumamente importante. “Será la primera vez que los principales acusados de este secuestro se sienten ante un juez de este tribunal en una causa que inició al día siguiente del secuestro”, manifestó.
Según se indicó, se prevé que Soto Dávila y Ferrini viajen hoy hacia Lisboa, capital de Portugal.
Cristian fue secuestrado el 21 de septiembre del mencionado año cuando estaba por entrar a su casa en el barrio Las Tejas. Tras ello, se llevó adelante una intensa investigación que en varias oportunidades casi logra dar con el muchacho. En ese sentido se determinó que los secuestradores lo mantuvieron oculto en varios lugares: la localidad de Saladas, a 100 kilómetros de la capital provincial; la ciudad correntina de Paso de los Libres y la brasileña Uruguayana. A pesar de la gran suma de dinero que se entregó por el muchacho, rescate que fue dado por la madre Pompeya Gómez en Ciudad del Este, el muchacho jamás apareció. Por el caso se llevaron adelante dos juicios, en los que fueron sentenciados varios de los secuestradores. Sin embargo, Lorhman y Maidana se mantuvieron en la clandestinidad durante 14 años, lapso en el que siguieron cometiendo robos, hasta que en febrero del año pasado ambos fueron detenidos en territorio portugués, en el marco de una investigación por el robo contra un camión de caudales, que la dupla estaba planeando. Vale señalar que la madre de Cristian no podrá ir a Portugal ya que la Justicia de ese país se lo negó. La pobre mujer contó que ya tenía el pasaje para viajar. Desde el entorno familiar expresaron preocupación ya que su deseo era poder estar representados en la indagatoria.
“Lo importante es obtener algún resultado del encuentro con esta gente”, reflexionó por su lado Soto Dávila, quien intentará obtener respuestas a la pregunta que desde hace años se hace la Justicia, la familia del joven desaparecido y todo el país: ¿Qué pasó con Cristian?
  Fuente:diarioepoca.com

Compartir

Comentarios