Los ex intendentes de Perugorría de­clararon ante el juez de Curuzú Cuatiá y dijeron que son inocentes. Queda­ron detenidos en la comisaría local.

Luego de permanecer 53 días prófugos, finalmente ayer se entregaron los ex intendentes de Perugorría. Angelina Lesieux y su pare­ja, Jorge Corona, buscados por Interpol por presun­tos delitos de corrupción durante sus mandatos, se presentaron pasado el me­diodía en el Juzgado de Ins­trucción y Correccional de Curuzú Cuatiá. Los funcio­narios kirchneristas tenían pedido de captura desde el 19 de diciembre pasado. Mientras que en el momen­to de su entrega voluntaria, ambos estaban acompa­ñados por sus abogados defensores y luego fueron trasladados por la Policía Federal a la Alcaidía de la Comisaría Primera de la lo­calidad de Curuzú, donde quedaron alojados. Antes de su detención, los imputados prestaron declaración ante el juez de Instrucción y Co­rreccional de Curuzú Cuatiá, Martín Vega, y lo único que dijeron fue: “Confiamos en la Justicia, ella será la que decida. Nosotros somos inocentes”. Y en cuanto a su relación ambos enfatizaron: “Estamos separados”.

Así contó el periodista de FM Total de Curuzú Cua­tiá Roberto Vallejos, ya que NORTE de Corrientes in­tento dialogar con el juez de Instrucción y abogados de los imputados, pero la comunicación fue infruc­tuosa. Mientras que Vallejos relató cómo fue la entrega de los ex intendentes de Pe­rugorría: “Tanto Angelina Lesieux como Jorge Corona, alrededor de las 11 de ayer se presentaron en la Unidad Regional III de nuestra ciu­dad, desde donde la Policía Federal los trasladó al Juzga­do del Dr. Vega. Ahí presta­ron declaración por espacio de algunas horas”.

Y agregó: “Cumplido el trámite en el Juzgado Penal, ambos fueron trasladados a la Comisaría Primera, donde fueron alojados. Las autori­dades judiciales que entien­den en la causa consideran que todos los imputados (ahora cinco en total) es­tén detenidos en un mismo lugar”, teniendo en cuenta que en diciembre pasado ya fueron aprehendidos la ex secretaria de Gobierno, Patricia Vera; la ex tesorera Sabrina Lammens; y el con­tador y ex auditor del Muni­cipio, Ernesto Moray Mus­sio. Todos implicados en la causa por asociación ilícita y malversación de fondos públicos por el desvío de fondos destinados a obras públicas en Perugorría, por la suma de $45 millones, que eran fondos de programas nacionales que estaban des­tinados a la construcción de viviendas sociales, las que fueron entregadas incom­pletas y sin obras comple­mentarias, de acuerdo con la denuncia iniciada en la Oficina Anticorrupción.

Este diario pudo saber que en la causa penal que pesa sobre los ex inten­dentes, el juez de Instruc­ción de Curuzú Cuatiá había inhibido bienes de la fami­lia Lesieux luego de varios allanamientos, tanto en su domicilio particular como en oficinas pertenecientes a cooperativas de trabajo en Perugorría, además había más de 50 líneas telefónicas pinchadas para poder tomar conocimiento desde los es­trados judiciales con quié­nes se comunicaba la pareja de ex intendentes.

Cabe señalar que Corona estuvo al frente del Munici­pio de Perugorría entre los años 2005 y 2013, mientras que Lesieux -quien actual­mente es concejal- estuvo desde 2013 a 2017.

Fuente:www.nortecorrientes.com

Compartir

Comentarios