La Policía Federal secuestró ayer material en la casa del ex auditor municipal e imputado. El lunes se re­quisaron otros domicilios.

Avanza la investigación en la causa por supuesta asociación ilícita relaciona­da con el desvío de fondos nacionales destinados a la obra pública en esa lo­calidad de Perugorría. La acción penal está a cargo del Juzgado de Instrucción y Correccional de Curuzú Cuatiá, que mantiene la in­tensa búsqueda desde hace más de un mes, ya que el 20 de diciembre pasado el juez de Instrucción y Co­rreccional de esa localidad, Martín Vega, emitió una orden de captura y solicitó a la Interpol para rastrear la localización del matrimo­nio de ex funcionarios co­munales, Angelina Lesieux y Jorge Corona, acusados de supuesta malversación de fondos públicos.

En esta investigación, ayer la División Antico­rrupción de la Policía Fede­ral en conjunto con la Jus­ticia curuzucuateña allanó la vivienda del imputado Ernesto Moray Mussio (ex auditor municipal). Se se­cuestraron documentos de interés para la causa, según indicaron altas fuentes a NORTE de Corrientes.

Paralelamente, ratifica­ron a este diario que “el lu­nes pasado, desde la maña­na, la División Anticorrup­ción de la Policía Federal realizó varios allanamien­tos en la localidad de Pe­rugorría, en el marco de la causa que se lleva adelante contra los ex intendentes Lesieux y Corona por la supuesta conformación de una asociación ilícita, orga­nizada para sustraer fondos nacionales de obra pública en el período en el cual am­bos fueron intendentes”.

En la oportunidad, el juez a cargo, Martín Vega, fa­cultó a los mencionados agentes policiales para proceder al minucioso registro simultáneo de los domicilios de algu­nos cómplices de la pa­reja (ver fotos), quienes habrían actuado de pres­tanombres para poder recibir los fondos que luego habrían sustraído. El per­sonal policial asignado fue dividido en seis comisio­nes y logró secuestrar do­cumentación y elementos que habrían servido para la maniobra delictiva llevada adelante en el Municipio correntino, en el que se conformaron organizacio­nes paralelas a las institu­ciones estatales que posi­bilitarían la sustracción y el desvío de los fondos ingre­sados para vivienda y otras obras públicas para el lugar, según referenciaron desde el área a este diario.

Mientras, sigue la intensa búsqueda internacional.s

Fuente:www.nortecorrientes.com

Compartir

Notas Relacionadas

Comentarios