Unos 18 trabajadores quedaron desempleados en la dependencia de Villa Olivari. Se desmantelaron las barreras de controles sanitarios de los productos alimenticios que ingresan o egresan.

En la localidad de Villa Olivari, del departamento Ituzaingó, hubo recientemente 18 despidos de trabajadores de Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa). Mientras que, en lo que va del año, ya fueron despedidos 23 agentes de la regional Corrientes-Misiones (Cormis).

Feliciano "Chano" Romero, secretario general de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) Corrientes, comentó a FM La Chicharra que "la situación de los trabajadores del Senasa en Corrientes se repite en todo el país. En la provincia en particular, la situación más grave es la de Villa Olivari donde se eliminó la barrera de control, es decir, no quedó ningún trabajador. Los 18 que estaban trabajando quedaron cesantes. Y una situación similar sucede en Yapeyú". Romero aclaró que no sólo implica "la pérdida de puestos de trabajo" sino que lo más grave es "la pérdida de control sanitario de los productos que ingresan o egresan, ya sean alimentos, agricultura, madera, árboles, ganadería. Esto conviene a los grandes grupos económicos que no van a hacer controlados". La organización sindical está llevando adelante medidas de fuerza para exigir la reincorporación de cada uno de los trabajadores despedidos. Para hoy está previsto un corte en la Ruta Nacional 12 en la localidad de Villa Olivari, Ituzaingó, en el marco de la jornada nacional de protesta en todo el país. "La semana pasada se realizó una protesta en las puertas del Senasa Corrientes, en avenida 3 de Abril y La Rioja, pero no tuvieron ninguna novedad de las autoridades. El recorte de presupuesto y los despidos masivos en el área provocaron la desaparición de puestos de control en Corrientes y Misiones", denunciaron delegados. En este sentido, no descartaron reiniciar acciones conjuntas con otros gremios.   Fuente:www.diarioellibertador.com.ar

Compartir

Comentarios