SANTO TOME. En horas de la mañana de este jueves, integrantes de la Comisión Central del Carnaval anunciaron a través de un medio radial local que se suspendía la realización de la primera noche de corso oficial. Ernesto Da Silva, presidente de Colón y de la intercomparsas en forma conjunta con Tito Sosa, presidente de Comparsa Marabú; hicieron pública la determinación que habían tomado un par de horas antes conjuntamente con la gente de Yacaré Producciones, esta última es quien concesionó la explotación comercial de la fiesta de momo en esta ciudad.

La decisión estaba al caer. Se veía venir y para ello fueron determinantes dos factores claves para el éxito económico y artístico de la fiesta más convocante que tiene Santo Tomé y que es el carnaval. Por un lado el factor climático pesó y mucho al momento de tomar la decisión que finalmente se adoptó. Las incesantes lluvias que se abatieron en esta ciudad en los últimos días y los pronósticos para el fin de semana que se avecina que no son muy alentadores, sumados a que la mayoría de las comparsas no van a poder terminar el armado de sus carrozas; terminó por convencer tanto a los directivos de las comparsas como a la gente de Yacaré Producciones que lo mejor era postergar el inicio del carnaval por una semana más, es decir que la primera noche se realizará el próximo 03 de febrero y la última noche fue programada para el 17 de febrero. La información oficial de las determinaciones adoptadas, la dieron a conocer en el programa radial matutino que conducen Román Aguirre y Leandro Baez de FM Estación de esta ciudad.

No obstante ello, se acordó que el jueves 01 de febrero se lleve a cabo un show de baterías únicamente, sin samba enredo. Este espectáculo sería únicamente frente a los palcos vip y en el sector más importante del corsódromo que son las tribunas ubicadas al palco oficial. A este acuerdo, se habría llegado con el empresario libreño Cesar Obregón quien es el que puso en su momento lo que había que poner uno arriba del otro y que es nada más ni nada menos que los 500 mil pesos que acordó con las cuatro comparsas mayores. Para el ingreso al show de baterías se estableció un precio de 50 pesos la entrada.

Precisamente este show de baterías en un solo tramo del corsódromo, molestó y mucho a algunas personas que compraron espacios para la venta de bebidas y comidas en otros sectores del predio. Se sienten excluidos del acuerdo al que arribaron los dirigentes de las comparsas con Yacaré Producciones por que el espectáculo se verá reducido  solo al sector de los palcos vip.

En cuanto a los trabajos de las comparsas que como todos los años se llega a la primera noche bastante incompleta, principalmente con los carros; tanto Da Silva como Sosa admitieron en la entrevista radial de esta mañana que efectivamente el mayor problema se presenta en la terminación de los carros. Señalaron ambos dirigentes que como consecuencia de las permanentes lluvias que se viene abatiendo sobre esta ciudad; los trabajos se retrasaron muchísimo y si el corso comenzaba este sábado 27, no se llegaba a tiempo con los mismos. Cabe recordar que hay un par de comparsas que vienen realizando los trabajos en las estructuras de las carrozas al aire libre, no cuentan con ningún galpón o predio bajo techo que les hubiese permitido trabajar sin ningún tipo de problemas.

 

Fuente:www.digitalsantotome.com.ar

Compartir

Comentarios